Competición
  • Europa League
  • Euroliga
  • NBA
  • Masters 1000 Montecarlo
  • Copa Argentina
Euroliga
Fenerbahce FNB

-

Zalgiris ZAL

-

NBA
FINALIZADO
Boston Celtics BOS

99

Indiana Pacers IND

91

FINALIZADO
Milwaukee Bucks MIL

120

Detroit Pistons DET

99

FINALIZADO
Houston Rockets HOU

118

Utah Jazz UTA

98

Masters 1000 Montecarlo
EN JUEGO
cameron_norrie Cameron Norrie NOR
2 2
lorenzo_sonego Lorenzo Sonego SON
6 4
dominic_thiem Dominic Thiem THI
-
dusan_lajovic Dusan Lajovic LAJ
-
pierre_hugues_herbert Pierre-Hugues Herbert HER
-
borna_coric Borna Coric COR
-
fabio_fognini Fabio Fognini FOG
-
alexander_zverev Alexander Zverev ZVE
-
FINALIZADO
guido_pella Guido Pella PEL
6 4 6
marco_cecchinato Marco Cecchinato CEC
4 6 4
FINALIZADO
daniil_medvedev Daniil Medvedev MED
6 1 6
stefanos_tsitsipas Stefanos Tsitsipas TSI
2 6 4
FINALIZADO
novak_djokovic Novak Djokovic DJO
6 6
taylor_harry_fritz Taylor Harry Fritz FRI
3 0
Copa Argentina
FINALIZADO
River Plate River Plate RP

3

Argentino Merlo Argentino Merlo CAA

0

Doblete amargo para Purito Rodríguez y Alejandro Valverde

Mundial en RUTA | FLORENCIA 2013

Doblete amargo para Purito Rodríguez y Alejandro Valverde

Doblete amargo para Purito Rodríguez y Alejandro Valverde

Jesús Rubio

DIARIO AS

El catalán acarició el oro, pero perdió en el último mano a mano con el portugués Rui Costa, que había dejado de rueda a Valverde (bronce) y Nibali, que fue cuarto.

Florencia

La imagen del podio resumió la carrera: lágrimas de felicidad de Rui Costa, merecido y nuevo maillot arcoíris; llanto inconsolable de Purito Rodríguez, enorme corredor que en dos años ha perdido un Giro, una Vuelta y un Mundial; mirada desorientada y cara de culpabilidad de Alejandro Valverde, quien logró su quinto metal mundialista (bronce), ninguno de oro, y erró por no tapar el movimiento final de Costa. El murciano recibió una sonora pitada cuando subió al cajón.

Clasificación

Lucca-Florencia, 272 km

 1. Rui Costa (Portugal) 7:25:44

 2. Joaquim Rodríguez (España) m.t.

 3. Alejandro Valverde (España) a 16"

 4. Vincenzo Nibali (Italia) m.t.

 5. Andriy Grivko (Ucrania) a 31"

 6. Peter Sagan (Eslovaquia) a 34"

 7. Simon Clarke (Australia) m.t.

 8. Maxim Iglinskiy (Kazajistán)

 9. Philippe Gilbert (Bélgica) m.t.

10. Fabian Cancellara (Suiza) m.t.

11. Bauke Mollema (Holanda) m.t.

12. Lars Petter Nordhaug (Noruega) m.t.

13. Dani Moreno (España) m.t.

14. Simon Geschke (Alemania) m.t.

15. Sergio Luis Henao (Colombia) m.t.

16. Michele Scarponi (Italia) m.t.

17. Filippo Pozzato (Italia), a 1:05

18. Arthur Vichot (Francia) m.t.

19. Maciej Paterski (Polonia) m.t.

20. Edvald Boasson Hagen (Noruga) m.t.

48. Jonathan Castroviejo (España), 8:06

La teoría del manual ciclista es clara: si tienes un compañero por delante y un rival va a por él, debes salir a cubrir ese hueco. Pudo darse la posibilidad de que Costa desistiera en su intento, o de que el acelerón de Valverde reuniera de nuevo al cuarteto que se jugó el título y pudiera vencer al sprint: era el más rápido de los cuatro, porque Urán se estrelló en la última bajada de la cota de Fiesole.

Sin embargo, Valverde achacó a la falta de gas no haber podido saltar tras el portugués, y la superioridad numérica de la Selección se redujo a nada. Nibali hizo vibrar al Campo de Marte florentino, pero su entrega no obtuvo recompensa: medalla de chocolate después de irse al suelo a tres vueltas del excepcional y desastroso desenlace para España. Rui Costa, valiente y muy inteligente, alcanzó a falta de 500 metros a Purito, fundido, y le remató sin piedad.

El mal tiempo, unido a las caídas y la exigencia del recorrido, provocó un goteo de abandonos imparable: Egoi, Contador, Luisle, Samuel, Herrada, Quintana, Wiggins, Froome, Evans, Porte, Phinney, Horner, Roche, Dan Martin... Lluvia incesante, truenos, relámpagos, casi siete horas y media encima de la bicicleta, 272,2 km de trazado y 60 de ascensión a dos muros con porcentajes del 16%. No tendría que haber dudas al respecto: el ciclismo es el deporte más duro que existe. Acabaron 61 de los 208 participantes.

Bajo estas circunstancias, Rui Costa se enfundó con justicia el arcoíris. A la Selección, una suma de talentos que en la historia reciente la lía en los momentos decisivos por no actuar como un equipo, se le ha quedado el molde de "cara de tonto" desde 2004, último oro del tricampeón Óscar Freire.

Comentarios

Comentarios no disponibles