El Cuitu Negro se asfalta para recibir a la Vuelta

Ciclismo | Vuelta a España

El Cuitu Negro se asfalta para recibir a la Vuelta

El Cuitu Negro se asfalta para recibir a la Vuelta

La ascensión al Cuitu Negro llegará por primera vez en la Vuelta 2012. Las obras de asfaltado ya han comenzado y todo estará a punto para el día 3 de septiembre. En sus rampas se decidirá la carrera.

Ya han comenzado las obras de asfaltado de la gran novedad para la Vuelta a España 2012, la subida al Cuitu Negro, una prolongación de la estación de esquí Valgrande-Pajares con 2,8 kilómetros durísimos que se subirán por primera vez en la historia de la carrera el 3 de septiembre.

La etapa reina (16ª) saldrá de Gijón y recorrerá 185 kilómetros con dos puertos de primera categoría, San Lorenzo y La Cobertoria, y uno especial, Pajares, que guarda como colofón la ascensión al Cuitu Negro: 470 metros más de altitud y rampas del 13% de media que llegan a alcanzar el 25%.

Gijón-Cuitu Negro resultará una etapa clave en el devenir de la Vuelta a España no solo por su propia dureza, también por la de sus dos jornadas predecesoras, Ancares (sábado 1) y Lagos de Covadonga (domingo 2), que también terminarán en alto.

Los expertos asemejan la subida al Cuitu con la de la Bola del Mundo, con la diferencia de que Pajares es más duro que Navacerrada, y es casi seguro que los favoritos se ataquen entre ellos.

Y Ézaro mejora su ascensión de dos kilómetros

La llegada al Mirador de Ézaro (A Coruña) también está siendo modificada y ya se trabaja en el ensanche de las rampas. La etapa 12ª saldrá de Vilagarcía de Arousa el 30 de septiembre y recorrerá 186,4 km. La subida a Ézaro tiene tan solo dos kilómetros, pero alberga mucha dificultad con una pendiente que alcanza el 30%, 500 metros después del inicio, y una pendiente media del 12,5%, que se mantiene al 14% en el último kilómetro y que, además, guarda vistas al mar.