"Con el arcoíris ya soy de los mejores de la historia"

Mark Cavendish

"Con el arcoíris ya soy de los mejores de la historia"

"Con el arcoíris ya soy de los mejores de la historia"

El británico Mark Cavendish, el mejor sprinter del momento, lucirá su maillot arcoíris a partir del sábado en el Giro de Italia, su primera grande del año. En julio disputará también el Tour de Francia y a continuación llegará su gran reto de la temporada: los Juegos Olímpicos de Londres.

¿Cómo surge un ciclista de su talento de la Isla de Man?

Siempre he tenido espíritu competitivo, afán por ser el mejor en lo que hago. En mi familia no había tradición por este deporte, pero me gustaba la bicicleta. Me apunté a una carrera de pequeñito, y la gané. Y hasta ahora. En Man hace mucho viento y muy mal tiempo, aprendes a convivir con las dificultades y a sobreponerte, lo que obviamente te transforma en mejor corredor.

Acaba de convertirse en padre de una niña (Delilah Grace). ¿Arriesgará y será igual de peligroso en los sprints?

Claro, voy a pasar alejado de casa 50 días al año, debo hacerlo lo mejor posible para poder dedicarle mis triunfos, y que se sienta orgullosa de lo que ha conseguido su papá cuando lo vea.

Su pareja, Peta Todd, es una famosa modelo. ¿Qué tal lleva que sea el centro de las miradas?

Muy bien, ella entiende perfectamente la presión que supone coexistir con la fama y que te cataloguen como un personaje público. No estamos celosos el uno del otro, nos queremos por cómo somos y por la manera en que desempeñamos nuestro trabajo.

¿Es cierto que se remolca en los coches para subir los puertos?

No, es totalmente falso. Se generó demasiada polémica cuando surgió este tema en el Giro (Ventoso le acusó de recibir ayuda en la subida del Etna), pero no hice nada. Después, varias personas del Movistar se disculparon conmigo.

¿Siente más presión por portar el maillot arcoíris?

No. Siempre quiero ganar, aparte de los resultados que me exige mi equipo. Antes, quizá sí tuviera más presión, porque aún no había conquistado el maillot. Ahora, lo que me hace sentir es un orgullo especial. Tengo etapas en Tour, Giro y Vuelta, en otras pruebas del World Tour, y grandes clásicas como la Milán-San Remo. Debía ser campeón del mundo para que mi nombre figure entre los mejores sprinters de la historia.

Como ya lo ha logrado, ¿sólo le falta el oro olímpico?

La ambición no la voy a perder, pese a que consiga muchas victorias, así que esta temporada tengo dos grandes objetivos. Primero, el Giro y el Tour, porque se trata de mi trabajo y de promocionar a mis sponsors. Después, los Juegos Olímpicos, ya que se disputarán en Londres, en casa, y me llena de satisfacción representar a mi país y vencer por nuestra gente.

¿Por qué sus lanzadores se marchan a otros conjuntos y su relación no termina del todo bien?

Si te fijas, la mitad del pelotón es ex del High Road. Por tanto, he compartido formación con muchos ciclistas. Con algunos te llevas mejor, y con otros peor, lo normal en todos los sitios. Renshaw es mi amigo, con Goss mantengo un excelente trato, y a Greipel le respeto muchísimo. Nuestra rivalidad fue más un invento de la Prensa, aunque en la carretera cada uno pelee por sus intereses.

Sin embargo, siempre ha parecido arrogante y ha realizado declaraciones muy polémicas. ¿Ha madurado?

Un chico que gana desde los 21 o 22 años, y al que ponen un micrófono delante, puede decir a veces bastantes cosas salidas de tono. Intento expresar lo que pienso. Continúo ganando, y continúo siendo joven (26). No obstante, a lo mejor hubiera actuado de otra manera visto con diferente perspectiva. Son los años los que te otorgan la experiencia para ejercer tu trabajo con mayor responsabilidad.