"El TAS no dijo que se dopara Contador, pero el clembuterol estaba ahí"

Patrick McQuaid

"El TAS no dijo que se dopara Contador, pero el clembuterol estaba ahí"

"El TAS no dijo que se dopara Contador, pero el clembuterol estaba ahí"

dani sánchez

Patrick McQuaid (Dublín, 62 años) preside la Unión Ciclista Internacional, organismo que recurrió ante el TAS, con la Agencia Mundial Antidopaje, la absolución de Alberto Contador por parte de la Española. La crisis de las carreras en nuestro país le preocupa.

¿Se encuentra el ciclismo en crisis?

No.

(Patrick McQuaid, popularmente conocido como Pat, nacido en Dublín hace 62 años, preside la Unión Ciclista Internacional, UCI, desde 2005. Como corredor, ganó el campeonato irlandés en 1974, y el Tour de Irlanda en 1975 y 1976. Tras colgar la bicicleta, y antes de convertirse en el máximo responsable de la UCI, trabajó como profesor de educación física -tiene un graduado-, fue seleccionador irlandés, director técnico de carreras exóticas -Langkawi, China y Filipinas- y presidente de la Federación de Irlanda. McQuaid recibe a AS en el hall del Hotel Cándido de Segovia, sede del XXIII Congreso de la Unión Europea de Ciclismo, que se celebrará hoy desde las 09:30 horas).

Sin embargo, la situación actual es muy preocupante: algunas carreras desaparecen, otras padecen serios problemas económicos, y la lacra del dopaje siempre está presente.

El dopaje ya no es lo que era desde hace unos años. Afortunadamente, la situación ha cambiado para mejor, y se dan menos positivos. Los médicos y la gente de los equipos con los que hablo me dicen que ven un pelotón más concienciado. Las últimas investigaciones que nos afectaban también han concluido. El caso de Lance Armstrong se ha cerrado definitivamente, y no hay nada en su contra, según lo que han dictaminado las autoridades federales de Estados Unidos. Después de dos años, Alberto Contador también ha conocido su sanción recientemente. Veremos qué sucede con su escuadra, el Saxo Bank, sin sus puntos. La Comisión de Licencias decidirá en breve. Respecto a los problemas económicos, sólo hay que revisar nuestro favorable informe de Ernst&Young: el ciclismo está bien, en pleno desarrollo y crecimiento, aunque siempre hay determinadas pruebas que sufren para mantenerse.

¿Es el dopaje el peor enemigo de su deporte?

Uno de los peores, sin duda, ya que se trata de una cultura muy arraigada, pero igual que en el resto de los deportes. Y otro problema muy serio que afecta más a otras disciplinas que a la nuestra es el de las apuestas ilegales. El fraude deportivo se encuentra a la orden del día.

¿Lo combate la UCI con todos sus recursos? En los últimos años han reducido los controles y las partidas presupuestarias.

Sí, absolutamente. Y las instituciones de cada país que se dedican a erradicarlo también hacen todo lo posible en la lucha contra el dopaje. Aunque, como ya he dicho, hablamos de una cultura muy arraigada, que costará muchísimo eliminar totalmente y que llevará otro tanto de trabajo y esfuerzo por parte de los organismos implicados.

¿Tiene España un problema con el dopaje?

No lo creo. Y, si no, tiene el mismo problema que otros países, ya que el dopaje es una lacra internacional que azota a todos por igual.

¿Qué piensa de las instituciones españolas en materia antidopaje?

Que realizan un trabajo muy duro para combatirlo y situarse en una posición de vanguardia y acorde a la normativa de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA). El ministro José Ignacio Wert ha reconocido que deben continuar con una política de exigencia, gran nivel de compromiso y tolerancia cero. Hablaré de estos asuntos con el secretario de Estado, Miguel Cardenal, y el propio ministro.

¿Cuáles serán las medidas que aplicará la UCI para evitar la desaparición de la Volta a Catalunya, la Vuelta al País Vasco y la Clásica de San Sebastián?

Con el organizador de la Volta y con el gobierno catalán ya hemos tratado las soluciones, y llevaremos a cabo una intervención estratégica en los próximos años. Con el País Vasco y San Sebastián hemos entablado los primeros contactos, pero lo importante es que esta temporada no correrán riesgo con la colaboración de todos. También han de asumir una fórmula con una mentalidad más comercial, y no quedarse únicamente en los aspectos deportivos.

Entonces, al contrario de lo que piensan muchos españoles, usted no es antiespañol.

No, para nada. Además, en España sólo se han producido dos casos sonados en los últimos años, que ya se han solucionado. El de Alejandro Valverde, que ha cumplido su castigo en este 2012 por su implicación en la Operación Puerto, y el de Alberto Contador, que acaba de ser sancionado por su positivo por clembuterol.

¿Han descuidado su patrimonio de carreras? ¿Han perdido la perspectiva con la expansión a otros continentes?

No, el ciclismo es el de Europa de toda la vida, y también el nuevo que crece en Australia, China o Norteamérica. No nos hemos despreocupado, como demuestra que hayamos actuado en el Gran Premio de Plouay, en 2011, o que intervengamos ahora en las pruebas españolas. Aparte, contamos de nuestro lado con el hecho irrefutable de seguir un plan de desarrollo exitoso para introducir el ciclismo y promocionarlo en lugares de menor tradición.

Díganos su modelo organizativo ideal. ¿Cómo subvencionaría su ronda?

Con una parte del presupuesto público y otra privada. Las carreras deben saber que el retorno a su inversión siempre será mayor si se gestionan con una mentalidad de promoción, y eso también le interesa a las instituciones públicas. Pero hace falta televisión internacional y una buena campaña de marketing.

¿Qué le parece la suspensión de dos años a Alberto Contador?

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), en su laudo, no dice que Contador sea culpable o se haya dopado, sino que achaca su positivo a un suplemento alimenticio. El clembuterol estaba ahí, así que aplicaron la normativa y le castigaron.

¿Qué decisión habría sido peor para el ciclismo: que Contador quedara absuelto, con la duda pendiente sobre él, o la sanción?

No lo sé, sinceramente. Nosotros habríamos aceptado cualquiera de los fallos que hubiera adoptado el panel del TAS.

¿Por qué no hizo público la UCI su positivo en cuanto lo supo?

Por dos razones: por respeto al corredor, al que podríamos haber dañado su imagen de manera irreparable sin llevar a cabo un estudio previo, y porque tampoco fue un positivo con EPO, sino con clembuterol, una sustancia que en la ínfima cantidad en que se encontró no mejora el rendimiento del deportista.

No obstante, el proceso normal comenzó a partir de la filtración del laboratorio de Colonia.

Nosotros analizamos el caso y pedimos explicaciones al corredor, que dijo que se trataba de una contaminación alimenticia. La AMA estaba al corriente y sabía la tesis de Contador sobre el filete. Al ver la luz, se siguieron los pasos adecuados. La Federación Española le absolvió, y UCI y AMA recurrimos ante el TAS.

¿Tuvo trato de favor Contador por ser el número uno?

No. Otros ciclistas también han vivido situaciones similares, y se han cerrado sin que nadie más se enterara, tras un procedimiento interno.

¿Está al corriente del sector crítico que dice que a la UCI sólo le interesa recaudar dinero con las sanciones y no su deporte?

Eso es totalmente falso. Nosotros también lo promocionamos desde la base. Lo que pasa es que sin dinero no se puede actuar, esa es la realidad.

¿Existe conflicto de intereses porque su hijo sea representante de corredores?

Este tema sólo sale en España. No, no tiene ningún privilegio, sigue los mismos cauces que cualquier otro agente. Aparte, que quede claro que él ya estaba en el mundo del ciclismo mucho antes de que yo llegara a la presidencia de la UCI.

¿Cuál es el futuro del ciclismo?

Muy bueno. Continuamos en pleno crecimiento, tanto a nivel de licencias y carreras, como de practicantes. Apoyados en las instituciones, la sostenibilidad y las energías verdes, cuanta más gente emplee la bicicleta, más grande será nuestro deporte.