Valverde volvió a ser un tiro en la cima de Araceli

Ciclismo | Vuelta a Andalucía

Valverde volvió a ser un tiro en la cima de Araceli

Valverde volvió a ser un tiro en la cima de Araceli

efe

Arrancó a falta de 500 metros y ganó por 10 segundos.

No hay duda: Alejandro Valverde vuelve a ser Balaverde. El murciano arrancó como un tiro a 500 metros de la cima del Santuario de Araceli (Lucena, Córdoba) y sacó diez segundos a sus perseguidores más cercanos para ponerse de líder en la Vuelta a Andalucía.

Tras él entraron Menchov, Taaramae, Frank Schleck, Lagutin, Igor Antón... Una clasificación que casi la podría firmar el mismo Tour de Francia.

Cumplida su sanción, tras un año y medio sin correr, Valverde ha vuelto con mucha hambre. En el Tour Down Under australiano se marcó el objetivo de la etapa reina de Willunga y no sólo ganó, sino que no se llevó la general por peores puestos que Gerrans a igualdad de tiempos. En Mallorca, la suspensión por nieve de la última carrera le privó de su propósito. En Andalucía no ha fallado.

Labor de equipo. Atrapado el francés Buffaz a 5 km de meta (escapó en el km 15), los compañeros de Valverde en el Movistar seleccionaron el pelotón en la ascensión final, primero con el fuerte ritmo de Iván Gutiérrez y Kiryienka, y luego con un ataque de Intxausti. A medio kilómetro partió Valverde, imparable en las durísimas rampas finales de hasta el 18% de desnivel.

Tiene ya media vuelta en el bolsillo

Aunque Valverde apenas saca unos segundos en la general, con el apoyo del gran equipo que Movistar ha traído a esta vuelta, es muy difícil que se le pueda escapar la general. Sus compañeros tendrán que defenderle hoy en una etapa escarpada. Y mañana, con meta en el Alto de La Guardia de Jaén (1,9 km al 8%) se puede defender él solo, vista la forma en que ha empezado esta campaña.