"Tenemos la vocación de un ciclismo nuevo"

Ciclismo | El nuevo presidente explicó en AS el proyecto de la Federación

"Tenemos la vocación de un ciclismo nuevo"

"Tenemos la vocación de un ciclismo nuevo"

felipe sevillano

El nuevo presidente de la Federación Española de Ciclismo expuso su ideario y aseguró su compromiso total contra el dopaje. En ese plan por la limpieza se incluye el programa 'Prevenir para Ganar', que hará un seguimiento de los valores sanguíneos desde edad juvenil.

Juan Carlos Castaño (Villafranca de la Sierra, Ávila, 56 años) es el presidente de la Federación Española de Ciclismo desde el pasado 6 de diciembre. Procedente de la Federación Madrileña, su candidatura se vinculó con Pablo Antón, manager de los equipos de Manolo Saiz, que es uno de los imputados en la Operación Puerto. Castaño ha negado que Antón formara parte de su candidatura y lo cierto es que no ha entrado en el equipo de gobierno federativo. En ese organigrama sí se encuentra Luis Sanz, asesor jurídico de la Federación y abogado que se relacionó con la defensa de Roberto Heras y Floyd Landis, ambos sancionados por dopaje. Han sido esas vinculaciones las que han despertado dudas sobre el proyecto de Castaño, que él mismo se ofreció a disipar en AS. Acudió en compañía del propio Luis Sanz y Carme Mas, vicepresidente del área técnico-deportiva.

"Tenemos la vocación de generar un ciclismo nuevo y me gustaría que se nos juzgara por los hechos. Y ya hay algunos constatables. Hemos llegado en diciembre y hemos hecho controles sorpresa a todos los seleccionables no profesionales. Además, en la base contaremos con educadores que no provengan de este deporte para que no tengan ninguna relación con los vicios del viejo ciclismo", explica Castaño.

Luis Sanz incide en la misma idea. Para empezar precisa su relación laboral con los ciclistas mencionados.

"A Heras no le he defendido en el procedimiento de dopaje y Landis cambió después de dirección jurídica. En el caso de Aitor González, tiene una redención por parte del CSD porque consumió un producto contaminado. Y les puedo decir algo: ningún ciclista de los que he defendido me ha reconocido jamás que se haya dopado".

"Dicho esto, quiero señalar que si no tomamos medidas en pro de la transparencia, nos equivocaremos. El ciclismo está moribundo por culpa de la lacra del dopaje, pero debemos compaginar esta realidad con la ley. Si hemos preparado un proyecto de prevención y lucha es porque estamos en guerra con el dopaje. Pero insisto en que también hay que garantizar los derechos de los ciclistas. Tenemos una Ley Orgánica que respetar. Hablamos de un deporte donde hay una cultura del dopaje, un deporte totalmente contaminado. Nuestra intención es luchar contra esto con herramientas jurídicas y con la colaboración de la Agencia Estatal Antidopaje. En esa línea se presenta el programa 'Prevenir para Ganar', que cuenta con formadores y psicólogos para que aleccionen a los niños en el deporte limpio. Tenemos que hacer pervivir nuestro deporte y para eso hay que cambiar el modelo".

Vigilancia.

Al proyecto Prevenir para Ganar se dedicarán 744.260 euros de un presupuesto que apenas supera los cinco millones y que en el 60% está sufragado por el Consejo Superior de Deportes. Un presupuesto, por cierto, lastrado por una deuda de tres millones que deja la anterior presidencia, cuya gestión está siendo sometida a una auditoría. No obstante, el programa Prevenir para Ganar sigue siendo prioritario y tiene como primer objetivo establecer un historial continuado de los parámetros clínicos de los corredores desde su edad juvenil. Además de la redacción de este plan, la Federación se reserva una actuación decisiva: se excluirán de los equipos nacionales no profesionales a aquellos ciclistas sobre los que exista alguna sospecha de irregularidad.

Cuando Luis Sanz menciona la transparencia es porque sale a colación el caso de Maribel Moreno, que dio positivo en los pasados Juegos de Pekín y cuya sanción definitiva no se ha publicado todavía en la web de la Federación.

"El 20 de enero se sancionó definitivamente a la deportista y si no se ha colgado en la web de la Federación es por la imposibilidad legal de publicar estas sanciones en Internet, tal y como nos indicó Albert Soler, director general del Consejo Superior de Deportes, en atención a la Ley de Protección de Datos. En estas situaciones necesitamos la anuencia de los deportistas, otra cosa es que se pueda dar la noticia a los medios de comunicación que hagan una consulta al respecto. Podremos publicar las sanciones a partir de 2010, ya que cambiaremos el sistema solicitando antes la autorización de los deportistas".

Luis Sanz no elude ningún asunto, ni la Operación Puerto, iniciada en 2006 y aún abierta, ni el regreso de Armstrong.

"Se abrirá el juicio oral en poco tiempo y mi sensación es que se va a ir contra los imputados, y recuerdo que entre los imputados no hay ciclistas. Desconozco si se encontrará o no responsabilidad penal, pero la pena de banquillo la van a pasar. Y sobre Armstrong... creo que su vuelta hace un flaco favor al ciclismo".

Antequera.

Una de las primeras decisiones de Juan Carlos Castaño, padre del ciclista Carlos Castaño (Xacobeo), ha sido prescindir del seleccionador Paco Antequera, quien desde 1997 ha contribuido a ganar doce medallas mundialistas y un oro olímpico.

"No le echamos, sino que terminó contrato. Y no es que no tenga confianza en él, es que tenemos un proyecto distinto. Cuenta con todo mi respeto y admiración por su palmarés, pero también hay que tener en cuenta que ha coincidido con una época dorada de nuestro ciclismo. Por otro lado, nuestra apuesta es por la formación, no sólo por el ciclismo profesional. Creemos que ha pasado el ciclo de Antequera al tiempo que está comenzando un nuevo ciclo de corredores. Y advierto que pronto podríamos pasar un desierto en este sentido".

"A Antequera se le contrataba por dos meses. Nosotros necesitamos personas a plena dedicación. La selección es un consenso con los equipos profesionales. Este año el error fue que cada líder se llevara a un escudero sin tener en cuenta el objetivo común de representar a España".

Tanto Juan Carlos Castaño como Luis Sanz insisten en la importancia de la formación, de la base.

"Los profesionales constituyen una mínima parte de nuestras 40.000 licencias. Nuestro objetivo es fomentar la práctica en los niños, ampliar la cobertura de los seguros, promocionar otras especialidades como la pista o el BMX. En definitiva, trabajar por el ciclismo".