BeTech: noticias de tecnología

CONDUCCIÓN

Conducir un coche usando el móvil como volante, la nueva patente de Ford

Conducir un coche usando el móvil como volante, la nueva patente de Ford

Imagina dirigir un vehículo como si estuvieras con una app de coches. Nueva tecnología Ford.

Nacieron siendo un objeto más al servicio del ser humano, uno revolucionario porque trajo un concepto único y diferente. Y tecnológicamente hablando son los dispositivos que más rápido han evolucionado, haciendo suyo el concepto de conexión global. Hoy día, los smartphones nos dominan a nosotros -pensad por un segundo: ¿y si ahora mismo se os rompe el móvil…?-, y el elemento ‘smart’ ha traído consigo un mundo de aplicaciones que convierte en teléfono en cualquier cosa. Incluso en un volante para coches.

Conducir un Ford usando el móvil como volante

Todos los conceptos que estamos viendo en los coches y marcas como Tesla son los sistemas de autopilotaje. Los coches se conducen solos, y así será más adelante. Pero la idea, más bien la tecnología que la icónica fabricante Ford ha patentado es tan curiosa como bizarra y posible: conducir un coche a través del móvil igual que en el film de James Bond El Mañana nunca Muere (Tomorror Never Dies), en el que hay una escena en la que Q le da a Bond un novedoso móvil Ericsson -de 1997, un ladrillaco hoy día- que se convertía en un improvisado mando táctil para conducir el BMW en una divertida escena que parodiaba la habilidad de 007 al volante.

Ford ha obtenido la patente de dos modos de conducción que hacen uso de un dispositivo con pantalla táctil para controlar la dirección de un vehículo autónomo, una vez que este te ha dado el permiso necesario. Sí, básicamente uno de los modos es lo que pensáis: usar el smartphone como volante de la misma manera que en apps de coches como Real Racing, Asphalt, Need for Speed y tantas otras, en la que los giróscopos del móvil permiten que usemos el terminal como un volante girándolo de lado a lado para controlar la dirección.

El móvil es el volante

El segundo modo es básicamente como lo que solemos ver en los (escasos) juegos de coches de Nintendo DS y 3DS, en los que la pantalla táctil puede convertirse en un volante que manejamos con los dedos. Igual también que la escena del citado film de Bond, que usa la superficie táctil para llevar la dirección del BMW -una idea por cierto que también existe, ya que la marca alemana presentó hace poco un modelo que se conducirá mediante el smartphone.

Lo curioso de la patente de Ford es que no te da el control total del vehículo, no lo manejas igual que Doc el DeLorean en Regreso al Futuro, sino que sólo controlas la dirección. Es la IA del coche la que decide cuándo acelerar, frenar, etc, dejándote a ti la decisión de controlar la dirección. La patente demuestra su utilidad en casos como forzar un cambio de carril o ir por una zona que el coche no reconoce, pero la idea de conducir un coche real, aunque sea de forma limitada, a través del móvil sigue sonando un poco increíble… aunque nos encantaría poder hacerlo desde ya, sin duda.

0 Comentarios

Mostrar