NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

NBA | CELTICS 110- HEAT 106

Los Celtics siguen sin aflojar la marcha

Nueva victoria frente a unos Heat, que sin Jimmy Butler, siguen sin encadenar una gran racha de partidos que les permita subir puestos en la conferencia.

Actualizado a
MIAMI, FLORIDA - FEBRUARY 11: Derrick White #9 of the Boston Celtics drives against Tyler Herro #14 of the Miami Heat during the second quarter of the game at Kaseya Center on February 11, 2024 in Miami, Florida. NOTE TO USER: User expressly acknowledges and agrees that, by downloading and or using this photograph, User is consenting to the terms and conditions of the Getty Images License Agreement.   Megan Briggs/Getty Images/AFP (Photo by Megan Briggs / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / Getty Images via AFP)
MEGAN BRIGGSAFP

La repetición de las dos últimas finales de la Conferencia Este, la de 2022 para Boston y la de 2023 para Miami, aunque con el mismo resultado, derrota frente al campeón. Es así como este partido se está convirtiendo en un clásico moderno de la NBA. Esta temporada, el balance estaba 2-0 a favor de los Celtics, y esta pudo ser la última vez que podrían haberse enfrentado esta campaña; todo dependerá de los cuadros y resultados de playoffs. Podría ser una prueba de fuego para unos Celtics que habían dejado dudas hace 48 horas, frente a Washington, mientras que Miami había decidido apostar por Rozier como único movimiento. Horas antes del partido, Miami Heat anunciaba que Jimmy Butler tenía permiso de la franquicia para ausentarse durante varios partidos, debido a la pérdida de un familiar.

El guion del partido era el esperado, Boston llevando el peso del partido durante los primeros cuartos. Tatum asumió la responsabilidad, con 26 puntos, de liderar a este equipo e intentar conseguir el anillo 16 años después; sigue demostrando que es el líder dentro y fuera de la cancha. Mientras, tenía la ayuda de los habituales Brown y Porzingis, aunque la sorpresa positiva fue Jrue Holiday que, con su gran 5 de 6 en triples ,ayudó siempre a mantener la diferencia.

Sin Butler, en los Heat se repartió la anotación. El acierto desde el triple fue clave para no dar un susto durante el partido a los Celtics: 30%. La ausencia de una líder no hizo mella a un equipo que, en los momentos importantes, aparece. Pero antes de llegar a playoffs hay un duro camino, primero en el play in que tan buen resultado les dio la temporada pasada. En plena zona media, Miami comenzaba a un partido del séptimo puesto y dos del sexto. Incluso cerca de la quinta plaza de unos Sixers en caída libre sin Embiid, a los que el 1-7 les ha hecho estar cerca del séptimo puesto. Venían de ganar a los Spurs, pero los Celtics son palabras mayores.

La igualdad se mantuvo durante el encuentro, los Celtics solo tenían siete puntos de ventaja al inicio del último cuarto. Aunque no se marchaban del todo, tampoco se acercaban los Heat, en esa distancia cercana a los diez puntos. Un técnica a Tatum, sumado a una falta flagrante de Brown, permitieron a los Heat acercarse hasta los cuatro puntos. La defensa de los Celtics sigue sufriendo cuando descansa Holiday, esta situación no la han solucionado en el mercado. Pero la mejor defensa es un buen ataque y eso siguen demostrando los chicos de Mazzula, mejor récord de la NBA. Adebayo hacía daño a un Horford que está viviendo una segunda juventud. Tyler Herro tuvo que asumir las posesiones importantes en los Heat, apareciendo con dos triples en los últimos tres minutos. En partidos igualados, los tiros libres deciden partidos y ahí Boston tenía la oportunidad. Porzingis y Tatum no fallaron y consiguieron sumar la victoria 41 de la temporada.

Desde el pasado 27 de enero, cuando perdieron en casa frente a los Clippers, no conocen la derrota. Tendrán la oportunidad en un back to back ante los Nets de seguir ampliando la diferencia frente al resto de perseguidores. Mientras, en Miami, ven alejarse a los de arriba a la vez que Chicago sigue presionando para subir al octavo puesto que le evite jugar dos partidos en play in.