Melilla
63
Finalizado

LEB ORO | 2ª JORNADA

El Movistar Estudiantes salva su primer viaje en la LEB Oro

El equipo colegial suma su segunda victoria en la categoría tras doblegar al Melilla. Las 'Women in Black', por su parte, ganaron al Asvel en la Eurocup femenina.

0
Edwin Jackson, durante el partido en Melilla.
FEB

El Movistar Estudiantes ya tiene su segunda victoria en el infierno. Fue en Melilla (63-76), en su primera salida de la temporada y, como era de prever, fue un partido de barro y fango. De mascar tierra y de sangrar por cada centímetro de cancha conquistada. Muchas alternativas en el marcador, muchas leves ventajas que se evaporaban con el viento… hasta que llegó el último cuarto y los colegiales sacaron el látigo. Tiraron de galones con Faggiano, Dee y Beirán (más la intendencia de Sola) al frente para endosar, en menos de cinco minutos, un parcial letal de 1-14. Del empate a 58 al definitivo 59-72. Los melillenses entraron en pánico en ese instante: de ahogar a su rival a entrar en una marejada de nervios que los llevó a malas pérdidas en los momentos de vida o muerte.

El encuentro no tuvo nada que ver con el debut frente al Lleida. Ni por la dureza del oponente ni por la alegría en el juego colegial. Contra los catalanes, los madrileños se gustaron. Corrieron con elegancia y en estático fueron fluidos. Este miércoles todo se complicó ante un Melilla rocoso, que no dejaba respirar en la zona ni a De Jong (gran refuerzo temporal) ni a Martín ni a Poirier (pinta espléndido, pero debe calmar nervios). Y no permitía que el movimiento de balón fuera tan ágil. Solo la mirada de Beirán desde el poste bajo era un salvavidas. El madrileño es un fuera de serie, un manitas que hace todo y todo bien7 puntos, 6 rebotes 6 asistencias y 4 robos para 19 de valoración. Un campeón del Mundo.

Además, en ataque abrasaban, principalmente con Álex Llorca, todo un veterano en la categoría con pasado ACB. Mucha calidad para 12 puntos, 6 rebotes y 3 asistencias. Mazaira tampoco estuvo lejos: 11, con muy buenos movimientos. Barro y De Thay pusieron músculo en la pintura.

El Estu empezó mal. Muy mal. 8-0 sin saber muy bien dónde meterse… ni cómo encestar: pasaron cuatro minutos hasta que lograron su primera canasta. Que Dee y Martín cometieran rápido faltas que les llevó al banquillo, tampoco ayudó. Eso sí, a partir de ahí, el encuentro se puso disfrutón, con mucha velocidad, muchos golpes y mucha cantera. Cuspinera se llevó el primer cuarto (19-21) con un quinteto formado por Arroyo, Alderete, Sola y Stoilov más Jackson. Minutos para los jóvenes, sobre todo para Arroyo, que hizo un buen papel en 16 minutos. Desparpajo, liderazgo y tirito desde el perímetro. Es un base de presente y futuro.

El segundo cuarto siguió el guion y en el tercero, el Melilla trató de dar una estocada a su rival. Pero llegó el último y el Movistar tiró de galones. La segunda ya está en casa igual que la primera en la Eurocup femenina tras una enorme remontada de las Women in Black.