PLAYOFF LIGA ENDESA | VALENCIA 87 - TD SYSTEMS BASKONIA 86 (1-0)

Dubljevic abusa del 'small-ball' de Ivanovic y pone el 1-0

El pívot montenegrino (20 puntos y 3 rebotes) anotó dos libres decisivos quedando cinco segundos y Vives robó el último balón a Henry con polémica.

Por partidos como este se dice que el Valencia es el equipo que nunca deja de creer. No es que fuera un partido excelso de los taronjas. Pero se lo llevó (87-86) porque quiso más que su rival. Porque no se hundió cuando Giedriatis y Polonara ponían nueve arriba a los suyos mediado el último cuarto. Y sobre todo, porque supieron encontrar a Dubljevic dentro cuando Ivanovic se la jugó con un small-ball en toda regla, una genialidad que a punto estuvo de salirle.

Pero no contaba con el talento del montenegrino para encontrar huecos en la pegajosa defensa baskonista. De los últimos nueve puntos taronjas, seis fueron del capitánd e la nave, los últimos, dos tiros libres decisivos, con 5,5 segundos por jugar. Vives hizo el resto con un robo a Henry que se quedó pidiendo falta.

El talento de Dubljevic

Baskonia vendió cara su derrota, carísima. Su segundo cuarto fue excelso. Justo en el mismo lugar donde fue campeón hace 11 meses. Y cuando el Valencia remontaba, mediado el tercer acto, Ivanovic se sacó de la manga un quinteto sin pívots que nubló a los de Ponsarnau, dando una nueva vuelta de tuerca al choque. No obstante, al final, los kilos y el talento del de Niksic dejaron la victoria en casa, ante 1.500 aficionados enfervorizados, que estaban de enhorabuena. La caldera taronja volvió a hervir. La semifinal, para el Valencia, está a una victoria. El miércoles, en el Buesa Arena, primer match-ball. El campeón, contra las cuerdas.

Ponsarnau demostró, con su quinteto, que el equipo quería dar un giro defensivo al equipo. Así, en las primeras jugadas pudo robar y correr. En el Baskonia sólo Henry mantenía el pulso, con los siete primeros puntos de su equipo. Tobey hacía daño en la pintura a Jekiri y Jekiri hacía daño a Tobey en la otra canasta. Igualdad máxima. La entrada de Dubi y un triple de Sastre alargaban la renta para los taronja, pero Polonara devolvía la igualada con un lanzamiento exterior. Dos libres de Prepelic pusieron el 22-18 antes del fin del primer acto aunque Labeyrie pudo hacer más amplia la renta pero faló dos bandejas, bajo del aro, incomprensiblemente.

Los errores de Labeyrie parecieron contagiar al resto de sus compañeros que salieron blandos en el segundo cuarto. Todo lo contrario que el Baskonia que llevó el modelo Dusko hasta el límite. Un parcial de 0-7 de entrada puso por primera vez por delante a los baskonistas aunque Prepelic, con más talento que juego colectivo, reduciría la renta hasta poner el 30-30 (min.15). Sin embargo, la cosa no funcionaba en defensa. Peters, Dragic, incluso Fall anotaban con facilidad. Un parcial de 2-12 puso la máxima para los visitantes (32-42, min. 18). Un 2+1 de Kalinic y una buena defensa parecían devolver la buena onda a los taronjas pero una canasta de Henry culminó un cuarto perfecto para los azulgranas.

Small-ball baskonista

Un triple de Massenat de entrada no hacía presagiar lo que vino después (35-47). El Valencia volvió a ser el equipo defensivo y dinámico que había iniciado el duelo y ahogó las vías de generación baskonistas. Dubljevic volvió a dominar los ataques y Kalinic imprimió la garra que le caracteriza adelante y atrás. Así el parcial se disparó hasta el 18-3, con dos triples seguidos de Dubljevic que pusieron 53-50 (min. 25). En ese momento Ivanovic dio un giro de guión, poniendo en cancha un small-ball con Polonara y Peters de falsos pivots. Esto coincidió con la salida de la pista de Kalinic, con tres personales. Y el Baskonia respiró. Le devolvió el parcial de 10-2, con un triple de Colom, y la cosa volvió a a igualarse: 60-63 con un cuarto por jugar.

Baskonia salió más enchufado al último acto. Tres triples seguidos de Polonara, Dragic y Giedriatis más un robo con mate de Giedriatis mandaron a la lona al Valencia (65-74, min. 33). Pero este equipo nunca deja de creer. Apoyados en la energía de Kalinic, el acierto, esta vez sí, de Labeyrie y una defensa más agresiva fue reduciendo de nuevo, punto por punto. Hasta el 78-80. Los locales se empeñaron en varios triples que no entraron y fue Massenat el que con una bandeja volvió a enfriar La Fonteta.

La acción de Vives sobre Henry

Pero ahí estaba el capitán, Dubljevic para abusar de Polonara en la pintura por dos veces y empatar el duelo (82-82), a falta de minuto y medio por jugar. Giedriatis anotó con suspense tras una jugada embarullada y Labeyrie contestó con un triple que encendió la caldera (85-84). Henry anotó en una entrada (85-86), quedando 25 segundos. Tres faltas consecutivas llevaron a la línea a Dubljevic, que no falló (87-86). Quedaban 5,5 segundos. Pero Valencia sólo llevaba dos faltas de equipo. Vives fue a hacer una para que fueran descontándose los segundos. El base arriesgó con Henry y le robó el balón al límite: llegó a contactar con el brazo y el hombro de su rival, aunque los árbitros no pitaron nada. Y ahí se esfumaron las esperanzas baskonistas.

RESUMEN

87 - Valencia Basket (22+13+25+27): Van Rossom (4), Vives (6), Kalinic (18), Williams (5), Tobey (8) -cinco titular- Prepelic (10), Labeyrie (10), Dubljevic (20), Hermannsson (-) y Sastre (6).

86 - TD Systems Baskonia (18+26+19+23): Henry (15), Giedraitis (9), Sedekerkis (2), Peters (16), Diop (-) -cinco titular- Massenat (5), Jekiri (9), Colom (6), Fall (4), Dragic (10) y Polonara (10).

Árbitros: Hierrezuelo, Oyón y García González. Sin eliminados.

Incidencias: primer partido de los cuartos de final de la Liga Endesa disputado en un pabellón de la Fuente de San Luis con un aforo reducido a 1.500 espectadores por las restricciones por el COVID 19 que se completó.