Perfumerías Avenida
UMMC Ekaterimburgo

EUROLIGA FEMENINA | FINAL

David contra Goliat

La ilusión de un renacido Perfumerías Avenida pone a prueba a un Ekaterimburgo de muchos quilates por el título continental.

David contra Goliat

El idilio del Perfumerías Avenida con la Euroliga comenzó hace ya 15 años. El club salmantino hizo una consulta a sus socios en el verano de 2006 para saber si querían ser cola de león, y participar por primera vez en la Euroliga, o cabeza de ratón y probar en una Eurocup, en la que ese año habían alcanzado las semifinales. Los aficionados quisieron ser ambiciosos y el Avenida comenzó una aventura europea que duró 13 temporadas ininterrumpidas (el año pasado se quedó sin plaza y disputó la Eurocup), con una final (2009) y un título (2011) por medio.

Desde ese 2011 no había habido más éxitos continentales para un club que ha dominado el baloncesto femenino nacional. Es más, la Final Four llevaba negada a un equipo español desde 2012. Aquel año el Ros Casares y el Rivas Ecópolis se citaron en la final de una Euroliga que terminó en las vitrinas valencianas, que poco después anunció su disolución. Y una curiosidad: en aquel partido estuvieron frente a frente Roberto Íñiguez y Miguel Méndez. Hoy vuelven a encontrarse, aunque en los banquillos de Avenida y Ekaterimbugo, respectivamente.

Íñiguez aterrizó en Salamanca este verano para asumir el reto del Perfumerías. El vitoriano es un talismán en lo que a la Final Four se refiere (ha disputado siete en nueve años con cinco equipos diferentes) y pelea por su segundo título. Méndez asumió las riendas del Ekaterimburgo en enero de 2018 y ha ganado, por ahora, todas las Euroligas que ha disputado en el equipo ruso (2018 y 2019). Por cuarto año seguido, el campeón estará dirigido por un técnico español, porque Lucas Mondelo condujo al Kursk al título en 2017.

El Ekaterimburgo es un equipo de muchos quilates. Basta con echarle un vistazo a su plantilla para comprobarlo: Breanna Stewart, MVP de la WNBA en 2018 y de las finales de 2018 y 2020; Emma Meesseman, la mejor en el título de las Mystics en 2019; la gigante Brittney Griner (2,03 m), primera en machacar en la historia de un Mundial; la perla Maria Vaadeva, que debutó con Rusia a los 16 años y es la líder indiscutible del baloncesto actual en su país... y la española Alba Torrens, MVP de la final de la Euroliga en 2011 y 2014, la mejor en el oro europeo de 2017 y que en Estambul peleará por su sexto cetro europeo, un título que la convertiría en la gran reina de Europa junto a Diana Taurasi y Natalia Vieru, las otras dos jugadoras que han alzado seis títulos. Pero para ello deberá tumbar primero a un equipo, que ya ha cumplido (y con creces) en su vuelta al curso europeo. La ilusión del Avenida contra los quilates del Ekaterimburgo: David frente a Goliat.