PREMIOS AS DEL DEPORTE 2020

Raquel Carrera: "Este premio me anima a seguir trabajando"

La ala-pívot gallega del Valencia Basket (1,88 metros y 19 años) recibió este jueves en el Teatro Real de Madrid el premio AS Promesa 2020.

Hace poco más de tres semanas, la Selección se concentró para comenzar a preparar el Eurobasket de Valencia y los Juegos Olímpicos de Tokio, las dos grandes citas del verano de 2021 para el baloncesto femenino. Fue una reunión de cinco días en la burbuja de Valencia para 19 jugadores, dos de ellas debutantes: Aina Ayuso y Raquel Carrera, que con solo 19 años era la más joven de la convocatoria y de las aspirantes para hacerse hueco en los torneos internacionales del próximo año. Su estreno fue más que prometedor: 10 puntos y 11 rebotes para 18 de valoración en el duelo que enfrentó a las convocadas dividas en dos equipos diferentes. “Estar en la Selección es un sueño del que ya se ha cumplido una parte. Otro sería ir a una competición oficial”, asegura Carrera, que en este frío jueves de diciembre en Madrid recibió el Premio AS Promesa 2020 en el Teatro Real de manos de Alejandro Gazpio (Head of Government Affairs de Danone): "Quiero agradecer este premio, para mí es un honor estar hoy aquí con estos deportistas tan importantes. Esto me anima a seguir trabajando".

El punto de partido de esta joven de 1,88 metros, la enésima muestra de la inagotable cantera del baloncesto femenino español, es el mismo del de grandes estrellas como Alba Torrens, Laura Nicholls, Tamara Abalde y María Araújo: el Celta. Allí, en Vigo (Pontevedra), Carrera aterrizó con solo 13 años desde su Ourense natal ("el primer año fue duro, pero después muy bien, era como una familia") y demostró desde el primer día todo el potencial que había en ella: una jugadora inteligente en la lectura de juego y muy versátil a pesar de su altura. Todo bajo un halo de serenidad impropio para una chica de su edad. Un haber enorme que la catapultó por las categorías de formación, donde a los 14 años ya jugaba el Mundial con la Sub-17. Luego, llegarían el oro Sub-16 (con 15) y la plata Sub-18 (con 17) europeos. Solo había comenzado.

Valencia Basket, su nueva casa

En el verano de 2019, la gran llamada… y la gran apuesta: el Valencia Basket le ofrecía un contrato de cinco temporadas, hasta 2024, que no dudo en aceptar. “Es un club que sólo quiere crecer. Es un proyecto muy ambicioso en el que creo que puedo crecer... y también lograr algún título”, señala Carrera, que pasó la temporada pasada cedida en el Araski. En Vitoria, un nuevo premio, el de jugadora con mayor proyección de una Liga Femenina Endesa en la que debutó con una presencia arrolladora. Ahora, en Valencia, continúa creciendo, aprendiendo en un club en constante expansión que se mantuvo invicto esta temporada con doce victorias seguidas hasta la última jornada, cuando cayó frente al Perfumerías Avenida, el gran ogro en la lucha por los títulos. "No nos podemos quejar, estamos haciendo un gran trabajo. Tenemos un buen equipo, aspiramos en cada partido a dar lo mejor de nosotras y hacer lo mejor posibles y se está viendo que podemos hacerlo", continúa una jugadora que compagina el baloncesto con el grado de nutrición, paso previo para fisioterapia.

Un crecimiento veloz en tan solo seis años que no intimida a la gallega porque tiene una cosa clara, el baloncesto es lo suyo: “Desde el principio tuve claro que lo que me apasionaba era esto. De pequeña, cuando empecé, no sabía que iba a dedicarme a ello, pero sí que iba a ir con él hasta donde llegase”, sentencia. Raquel Carrera, tercer premio Promesa AS para el baloncesto tras Ángela Salvadores y Laura Gil. Su futuro es ahora.