LIGA ENDESA |

Récord del Gipuzkoa: en ocho días ha montado un equipo ACB

Primero logró un auto judicial que obligaba a la Asociacón a admitirle, tras cerrarle la puerta, y desde que fue inscrito, ha acelerado para conformar un grupo con 12 fichas.

Récord del Gipuzkoa: en ocho días ha montado un equipo ACB
GBC

Podríamos estar ante un récord en España y tal vez en Europa: desde una densa nebulosa, sin saber dónde iba a competir el año próximo, un club ha logrado montar una plantilla de doce hombres en tiempo récord para probar fortuna en la ACB, es decir, en la mejor Liga del continente. Una especie de Ikea del baloncesto: en unas pocas tardes ha amueblado la casa con material bueno, bonito y barato, para tratar de estar a la altura de los más grandes. Vamos con la cronología: el 30 de julio se rompieron las negociaciones impulsadas por el CSD entre ACB y FEB para materializar el ascenso del Gipuzkoa. Este estuvo muy hábil y alcanzó en un juzgado de Barcelona un auto judicial que obligaba a la Asociación a admitirle, algo que esta hizo el día 4 de este mes; eso sí, ésta dejaba la puerta abierta a un posible recurso. "No podíamos consentir que nos pisotearan", han remarcado desde el consejo de administración del Delteco. Pues bien, en ocho días, el club que preside Nacho Núñez ya dejado listo el grupo que va a dirigir Nicola. Aún permanece un poco en el limbo su sello definitivo de participación y ni se sabe cómo será temporada, pero aquí está. Antes de que salga el calendario ya hay doce jugadores preparados para un curso épico. Cuando prácticamente todos ya están en pretemporada y han cerrado sus plantillas, el GBC confirma los trabajadores que va a tener.

Oroz, Motos, Dee y Olaizola son los cuatro supervivientes del ascenso alcanzado en este verano tan tortuoso, en el que los donostiarras, abandonados hasta por la FEB con una nota en la que se lavaba las manos, iban primeros en LEB Oro cuando se suspendió el campeonato por culpa del coronavirus. El escolta azkoitiarra Xabi Oroz disputará su quinta temporada consecutiva en el Delteco Gipuzkoa. Vuelve a la máxima categoría del baloncesto español donde ya ha disputado 47 partidos con la camiseta del GBC. Dee fue uno de los jugadores más destacados de la liga LEB Oro la pasada temporada, cuando promedió 15,2 puntos, 3,7 rebotes Y 2,2 asistencias y 13,2 de valoración en 27 minutos. Y Motos cumplirá su quinta temporada en el equipo guipuzcoano y Olaizola atesorará una más, seis.

Llegan muchas caras nuevas: ocho. Para empezar, dos bases: el esloveno Jan Span y el argentino Lucas Faggiano. El primero ha desarrollado la mayor parte de su carrera en su país, aunque la pasada temporada jugó en el Hakro Merlins Crailsheim de la primera división alemana. En ella disputó 20 partidos y promedió 9,4 puntos, 4,2 asistencias y 2,3 rebotes. Faggiano se hizo un sitio en la liga argentina y emigró al Bauru brasileño, donde disputó 26 partidos en los que promedió 14,3 puntos, 5,4 asistencias y 2,8 rebotes en 33 minutos.

Pere Tomàs aportará experiencia desde el exterior. El alero mallorquín ha dado muchas vueltas y nunca ha acabado de romper. Joventut, Zaragoza, Bilbao Basket y Manresa han sido sus lugares de paso, en los que dejó impronta de que con más confianza en sí mismo y un tiro más ortodoxo podría haber llegado lejos. El escolta dominicano Brandon Francis procede de la liga de desarrollo de la NBA, del filial de Minnesota, el Iowa Wolves. La pasada temporada promedió 2,7 puntos en 8 minutos en 20 partidos.

Radoncic, por su parte, intentará de una vez por todas demostrar que no se ha estancado tras una prometedora carrera como canterano del Madrid. Llega a Illumbe cedido por el Basket Zaragoza, donde ha firmado por cuatro años. Muchos quisieron ver en el alero montenegrino la siguiente promesa merengue tras Doncic y eso pesa mucho. Ha jugado en UCAM Murcia, San Pablo Burgos e Iberostar Tenerife. La pasada temporada jugó en total 24 partidos dónde promedió 3,6 puntos y 3,7 rebotes en 17 minutos.

Formado en Italia, Margarity debutó en su país en la primera división, posteriormente ha jugado en Suecia, en la liga universitaria americana y en Croacia hasta que la pasada temporada debuta en ACB con el Baxi Manresa. Jugó 36 partidos entre la Liga Endesa y Europa dónde promedia 7,2 puntos y 3,1 rebotes en 19 minutos. Llega para una temporada al conjunto donostiarra.

Jaime Echenique también se ha incorporado a la disciplina del equipo vasco, para reforzar el juego interior. Original de Barranquilla comenzó su carrera hacia el baloncesto profesional en la universidad de Wichita State en Kansas. Llega de la liga universitaria americana donde la pasada temporada disputó 27 partidos promediando 11,3 puntos y 7 rebotes en 23,4 minutos. Graduado en Sociología y psicología, su gran aspiración es ser el primer colombiano en la NBA.

Viny Okouo es un pívot congoleño que procedente del Kedainiai Nevezis de la liga lituana y ya conoce la Liga Endesa. Canterano del Unicaja del Málaga, comenzó su carrera en la LEB plata con el filial y jugó en la máxima categoría del baloncesto español las temporadas 16-17, 17-18 y 18-19. La pasada temporada tuvo su primera experiencia fuera de España, en el Nevezis lituano, siendo el máximo reboteador de la competición. En ella promedio 10,4 puntos y 7,6 rebotes en 23 partidos.

Todo eso deberá amalgamar Nicola. El cuerpo técnico del Delteco Gipuzkoa Basket contará con los mismos integrantes esta temporada. Marcelo estará a la cabeza del equipo como primer entrenador, Iñaki Martín, Ion Ormazabal e Iván Martínez serán los ayudantes, Lander Castro continuará como preparador físico y Bittor Hernando como fisio. El equipo de médicos seguirá formado por Josetxo Aramendi y Peio Lapitz y la nutricionista Edurne Aldabe. Para un jugador de tanto prestigio como Nicola es un reto salir a la ACB por primera vez de inicio en una temporada y buscar la permanencia. Fue coordinador de cantera del Baskonia y su carrera no se ha estabilizado, ni mucho menos. Ejerció como asistente en el Benetton Treviso, Hapoel Jerusalem y Brose. También con Quintana en el Murcia, y cuando fue destituido éste, saltó al papel principal. Dirigió, eso sí, al prestigioso Lietuvos Rytas y el año pasado estuvo al frente del Unieuro Forli de la Serie A2 italiana.