MOVISTAR ESTUDIANTES

Mariana González dice adiós al Movistar Estudiantes

La gran capitana suma 16 temporadas en el Ramiro, 13 de ellas en el primer equipo. Es la máxima anotadora y reboteadora en la historia del club.

Mariana González lanza ante el DBA.
EDUARDO CANDEL REVIEJO DIARIO AS

Día triste en el Movistar Estudiantes. Mariana González (31 años y 1,88 metros) ha tomado la decisión de abandonar la disciplina colegial tras 16 temporadas, 13 de ellas en el primer equipo, y como una de las grandes estrellas en la historia del club junto a nombres como los de Nacho Azofra, Pancho Jasen, John El Oso Pinone...

Dice adiós una jugadora única, embajadora de la filosofía y de los valores estudiantiles, y máxima anotadora (2.648 puntos) y reboteadora (1.493) en la historia de la sección. Sus 295 partidos con la camiseta negra son también récord.

Mi único objetivo era jugar, sin saber hasta cuando, sin pensar en ser profesional”, asegura en una entrevista en la web del club la gran capitana, modelo para toda una generación de canteranas que han crecido viendo su garra y su calidad sobre la cancha; y su simpatía y su cercanía fuera de ella. Líder. Ejemplo. Grandeza.

“Ha sido una decisión dificilísima, de las más duras de mi vida. El motivo es no poder compaginar como a mí me gustaría tanto jugar en Liga Femenina 1 como dedicarme a mi profesión. Esa sensación de estar a haciendo las cosas a medias o no poder dar todo de mí no me gusta, soy bastante exigente en ese sentido y lo paso mal”, continúa.

La madrileña deja al Estudiantes en LF 1. Es su tercer ascenso y el más extraño. El coronavirus paró un campeonato que las Women in Black, en el 30 aniversario de su nacimiento, dominaban con puño de acero: 21 triunfos, 20 de ellos consecutivos, y solo una derrota. El Baxi Ferrol, segundo del Grupo A, estaba a cinco victorias.

Este anuncio no significa su retirada definitiva del baloncesto ni tampoco su separación del Estu. La 10 (como Maradona) continuará ejerciendo su profesión de fisioterapeuta en el Centro Médico Magariños, tal y como hacía mientras jugaba. Y será muy complicado no ver su figura en las gradas del Ramiro animando a sus ya antiguas compañeras.

Irene San Román

Su salida del club se une a la de otra de las grandes referencias de los últimos años: Irene San Román. Es la segunda despedida de la alero madrileña, que suma un total de siete cursos como estudiantil. Dos ascensos, 153 encuentros y 1.047 puntos avalan a otra de las gigantes en la historia ramireña. “Creo que es el momento de apostar más por mi profesión de enfermera y avanzar ahí, por lo que me es imposible continuar en Liga Femenina 1”, dijo en una comunicado.