NBA

Green: "¿Yo era tu problema? ¡Venga ya, ¡si eres Kevin Durant!"

"Si hubiera pedido mi cabeza, los Warriors me habrían traspasado seguro. Y lo entiendo, sé cómo va este negocio", asegura el ala-pívot en el podcast All The Smoke.

Green: "¿Yo era tu problema? ¡Venga ya, ¡si eres Kevin Durant!"
EZRA SHAW AFP

Draymond Green acaba de cumplir 30 años. En 2012 llegó a la NBA por la puerta de atrás (número 35) y con los nombres de todos los jugadores que fueron elegidos antes que él en mente. Ahora, ninguno puede presumir de su currículum: tres veces campeón, tres all star, una Defensor del Año y miembro esencial de uno de los quintetos más devastadores (tal vez el mejor) de toda la historia del baloncesto: el quinteto de la muerte de los Warriors, en el que formó con Stephen Curry, Klay Thompson, Kevin Durant (antes Harrison Barnes) y Andre Iguodala. En el que era una pieza clave por su capacidad para operar como ancla de la defensa desde su 1,98 y para mover la bola y leer el juego en ataque. Ya uno de los mejores defensores de la NBA moderna, Green es también, bien es sabido, un tipo sin pelos en la lengua.

Así que en estos días de NBA el ex de Michigan State no tiene problema en hablar allí donde se le reclama. Recién firmada una extensión de cuatro años y 100 millones que garantiza su continuidad junto a Curry y Klay en la Bahía de San Francisco, Green ya contó hace unos días, y tras ver el arranque del comentadísimo The Last Dance, el documental de Michael Jordan, que en su opinión Kevin Durant gestionó mal la incertidumbre sobre su futuro y que ese fue uno de los grandes problemas de los Warriors en la última temporada con él.

En esa intervención también habló de su bronca en la pista con KD en noviembre de 2018, en un partido contra los Clippers en el que ambos, hasta entonces íntimos amigos, se encararon con un cruce de acusaciones en el que parecía claro que el futuro del alero, MVP de las Finales de 2017 y 2018, estaba en el ojo del huracán ya para unos Warriors que no podían evitar que ese asunto acaparara todas las ruedas de prensa. Esta vez en el podcast All The Smoke, de los exjugadores Stephen Jackson y Matt Barnes, Green deja claro que Durant era más prioritario que él mismo para los Warriors. Y lo hace con mucha naturalidad: "¡Hablamos del puto Kevin Durant! Sí, yo he hecho cosas muy importantes para el equipo, pero lo tengo claro: si el general manager Bob Myers hubiera sabido que para que se quedara Kevin tenía que haberme ido yo, me habría llamado y me hubiera dicho que me quiere mucho y que no no quería verme en un mal equipo, así que podía decirle dónde prefería que me traspasaran".

Kevin Durant aseguró que su bronca con Green en pista de los Clippers tuvo algo que ver con su salida, pero Green cree que el alero era demasiado estratégico para los Warriors como para que no hubiera podido imponer su criterio: "Que salga a decir que se fue por mí... vete a la mierda. Todavía le quiero, igual él ya no está conmigo como antes pero yo seguiré de su lado toda la vida. Le quiero como a un hermano. Pero tío, no te fuiste por mí. Eres el puto Kevin Durant. Si te hubieras querido quedar, yo no estaría ahora en los Warriors si esa hubiera sido tu condición. Llevaría mucho traspasado. Y lo entiendo. Sé cómo va el negocio del baloncesto. Conozco bien esta mierda. Si un jugador como Kevin quiere quedarse y pide que yo me me vaya, estoy fuera".

Green dijo más cosas interesantes, por ejemplo que para Durant todo cambió cuando jugó a un nivel excelso en las Finales de 2017, se llevó el MVP ante LeBron James y todo el mundo siguió considerando al de los Cavaliers el mejor jugador de la NBA ese verano: "Kevin estaba desatado, superó a LeBron y era el momento de que se le considerara el mejor tras ganar ese cara a cara. Pero al día siguiente ponías la tele y los titulares seguían diciendo que LeBron era el mejor. Todo eran debates y en todos decían lo mismo. Yo creo que ahí es cuando todo cambió para Kevin, cuando empezó a pensar en irse. Cuando pasó el verano y nos juntamos para la temporada 2017-18 ya no era el mismo. Empezó a preguntar que por qué Stephen tiraba tal tiro o que si no le iba a pasar o que por qué Klay lanzaba tal triple... Y yo le decía que eran los mismos Steph y Klay de siempre. Que jugaban como siempre y que para nada estaban pasando de él. Que tenía que entender que cuando entran en racha con su tiro se les pone visión en túnel. Pero que no era nada personal con él, que ellos dos no eran así".

Green, por último, aseguró que los Warriors volverán a ganar, también sin Kevin Durant: "Vamos a volver a ser grandes. Mucha gente ha dicho que no podemos ganar sin KD. ¿Será fácil hacerlo? Joder, claro que no. Kevin es muy grande. Pero con esos otros dos tíos con los que comparto equipos... podemos hacerlo. Y vamos a hacerlo. Yo creo que he cambiado el baloncesto con la ayuda de Stephen Curry. Y que él lo ha cambiado con la mía. Creo que nuestra unión en pista es perfecta. Y si sumas a Klay... nosotros tres hemos cambiado el baloncesto para siempre".