BALONCESTO

"No pediremos a los jugadores que vayan a sitios donde no enviaríamos a nuestros hijos"

El presidente de la FIBA afirma que "nuestra pasión por jugar al baloncesto no se debe anteponer a la importancia de seguir las instrucciones de las autoridades públicas".

"No pediremos a los jugadores que vayan a sitios donde no enviaríamos a nuestros hijos"

El presidente de FIBA, Hamane Niang, y el secretario general, Andreas Zagklis, han redactado una carta conjunta en la que reconocen que existe una "creciente necesidad de respuestas rápidas" ante el parón competitivo por la crisis del coronavirus, pero que "cualquier decisión al respecto debe garantizar que brinde condiciones seguras" para todos los implicados. "Entendemos que, dado que el proceso de calificación olímpica se ha completado solo para el baloncesto femenino y todavía faltan seis torneos olímpicos de clasificación (dos para el baloncesto 3x3 y cuatro para el baloncesto masculino), hay una creciente necesidad de respuestas rápidas. La posición de FIBA sigue siendo que cualquier decisión al respecto debe garantizar que brinde condiciones seguras de participación para nuestros jugadores, entrenadores y árbitros", apuntaron los dirigentes en su misiva.

En este sentido, avanzaron que "en las próximas semanas se tomará una decisión con respecto a las Liga de Campeones de Europa, América y Africa después de consultar con las respectivas ligas y clubes", agregando que "si bien las competiciones FIBA están actualmente suspendidas, esto no significa que los preparativos para futuras competiciones se hayan detenido". "Estamos en comunicación continua con los anfitriones de los eventos y continuaremos monitorizando la situación a diario, así como siguiendo la guía de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las autoridades públicas y la Comisión Médica de la FIBA", dijeron.

Tanto Niang como Zagklis son conscientes de que "el coronavirus ha provocado una interrupción importante en el calendario de baloncesto, lo que ha causado y seguirá causando preocupación e incertidumbre". "Tenemos la seguridad de que cada decisión que tomamos está motivada por consideraciones de seguridad para jugadores, entrenadores, árbitros y aficionados", subrayaron. "Muchas de estas competiciones aún no se han completado y ese sigue siendo nuestro objetivo, pero esto sucederá solo si las condiciones lo permiten. No les pediremos a nuestros jugadores que vayan a sitios donde no enviaríamos a nuestros propios hijos (...) Los partidos de baloncesto volverán y la comunidad de baloncesto saldrá más fuerte de esto. Pero por ahora, hagan todo lo posible para mantenerse seguros, proteger a sus familias y sus comunidades", pidieron.