BILBAO BASKET

Haws se da a la fuga en Bilbao

Un terremoto en Utah y el miedo por el coronavirus le llevan a hacer las maletas. Quería estar con su familia a toda costa. La entidad de Miribilla, a la espera de qué pasa con la ACB, le abre expediente.

Haws se da a la fuga en Bilbao

El periplo de Tyler Haws en esta nueva etapa en España ha sido efímero. Tres partidos de Liga y un total de 40 minutos. También actuó en Copa ante el Madrid, durante cuatro minutos y medio. El escolta norteamericano, que llegó como sustituto del lesionado Brown, se marchó el fin de semana de forma unilateral a Estados Unidos, preso del miedo a causa de la complicada situación que está provocando el COVID-19 y por el fuerte terremoto que ha zarandeado Utah, su estado. Quería estar con su familia a toda costa. Haws tiene dos hijos de corta edad y esperaba reunirse con ellos y su mujer hace ocho días en la capital vizcaína, pero no pudo ser. "Desde Bilbao Basket comprendemos esta decisión en un momento complicado para todos, más aún para los que se encuentran lejos de sus familias, pero se trata de una decisión contraria a las indicaciones del club, que en este momento trabaja en el escenario planteado por la Liga Endesa, que es el de retomar la competición el 24 de abril", señala la entidad vizcaína, que ha procedido a abrir un expediente siguiendo las normas internas del club y de la Liga, "procedimiento que, reiteramos, no es agradable en estos momentos tan difíciles para todos".

Haws había caído muy bien en Miribilla. Jugador disciplinado, desde luego no rompió el buen ambiente que hay en el vestuario del Bilbao Basket. El alero mormón pasó dos años como misionero en Filipinas. "Soy un tirador, puedo anotar de muchas maneras, no sólo de tres, también a la media distancia, o finalizar debajo del aro, desde el tiro libre... Tengo la experiencia de haber jugado en España unos cuantos años. Me encuentro cómodo en estos sistemas de juego, aprendo y me adapto muy rápido”. Así leyó su carta de presentación hace mes y medio. ¿Defectos? "No los digas que les facilitas las cosas a los rivales", zanjó el director deportivo, Rafa Pueyo, con una risotada en la puesta de largo.

Haws nació en Bélgica hace 27 años (1,96). Con el Obradoiro jugó 34 partidos, con una media anotadora de 7,9 puntos en 19 minutos. La temporada pasada militó en las filas de Levitec Huesca, en LEB Oro, promediando 12,9 puntos, 3,6 rebotes y 11,4 créditos de valoración. El jugador completó un excelso ciclo NCCA convirtiéndose en máximo anotador histórico de la Universidad de Brigham Young (BYU). En su último año universitario promedió 22.2 puntos (52.2% en tiros de dos, 36.7 en triples y 87.3 en libres), 4.5 rebotes y 2.4 asistencias.

El Bilbao Basket vive días de incertidumbre, como el resto de entidades de la ACB, pero de momento no tiene pensado medidas drásticas como un ERTE, como el Fuenla y Estudiantes, o recortes de salarios. Mientras, a Haws le espera un expediente, algo normal para evitar una desbandada. "Esta decisión viene motivada por la necesidad de perseverar el esfuerzo que está desarrollando el club siguiendo las normas de comportamiento impuestas por las instituciones públicas para garantizar la salud de sus jugadores y el resto de personas, y la subsistencia de las relaciones jurídicas y sus retribuciones hasta que se reanude la competición en la fecha prevista el próximo día 24 de abril", aduce el club.