NBA | NUGGETS 121 - HAWKS 125

Trae (42+11) se exhibe ante Jokic y los Hawks conquistan Denver

Partidazo del base, que lideró a los Hawks a la victoria en una de las pistas más difíciles de la competición. Los Nuggets la lían desde el triple: 11 de 41.

Trae Young ante Nikola Jokic durante el partido que ha enfrentado a los Denver Nuggets y a los Atlanta Hawks
MATTHEW STOCKMAN AFP

Los Nuggets tuvieron la temporada pasada un récord de 34-7 en su casa. El mejor de la competición por encima de Bucks, Raptors, Blazers o Spurs, que se quedaron por debajo de las 10 derrotas en su feudo. Ganaban un partido tras otro en su fortín, que hicieron casi inexpugnable hasta los playoffs, donde perdieron hasta tres partidos. El último de ellos, el más doloroso, ante Portland en el séptimo partido de las semifinales del Oeste. Algo que, sin embargo, dejaba con buenas sensaciones a la franquicia tras un curso en el que dieron un paso adelante, lograron más de 50 victorias y superaron una ronda de playoffs con Nikola Jokic siendo elegido en el mejor quinteto de la NBA y en la cuarta posición en las votaciones para el MVP. Con él, Jamal Murray y el retorno de Michel Porter Jr., había proyecto para rato.

Todo esto hace aún más meritoria la victoria de los Hawks en el Pepsi Center. Solo los Mavericks, en un ejercicio colectivo que tuvo a nueve jugadores por encima de la decena de puntos, había conseguido vencer en esa pista. 3-1 en casa y 7-2 de récord para uno de los tapados de la competición, un contender de segunda línea del que nadie habla y cuyo inicio no se ha ponderado como debería pero que está jugando muy bien en este inicio de campaña hasta que se han chocado con la versión sobrehumana de Trae Young. El base ha emulado a su némesis, Doncic, y ha conquistado Denver como ya hiciera Dallas hace unas jornadas para dar la sorpresa y salir reforzados en la que el año pasado fue la pista más difícil de la Liga.

Y eso que no empezaron nada bien. Los Nuggets, espoleados por su público, anotaron un parcial de 12-0 inicial que contrastó con el resto del encuentro y dejaba una falsa sensación de superioridad por parte de los locales que no se concretó después. 34-25 en el primero periodo antes de recibir la friolera de 38 puntos en el segundo, con un Trae que carburaba con triples lejanos (algo que últimamente estamos viendo mucho) y un Jokic que no terminaba de entrar en juego más allá de un pase por la espalda para que Monte Morris (14 puntos en el partido) anotara un 2+1. El serbio acabó el choque con 20 tantos, 6 rebotes y 7 asistencias y todavía tiene que coger la forma después del Mundial de China. Sus números en la presente campaña (17+9+6) están (de momento) por debajo de los de la pasada, cuando acabó con 20+11+7.

Los visitantes se irían por delante al descanso (54-63) y aguantaron el tirón en el tercer periodo (89-98) para entrar con ventaja en los últimos 12 minutos de partido. Trae, que anotó 14 puntos en el segundo cuarto siguió sumando en el tercero (10 más) y entró con 27 puntos a la recta final, cuando se decidiría todo. Los Nuggets lo intentarían y, esta vez sí, se acercaron hasta empatar el partido (a 101) con 8 minutos para el final. Ahí apareció Alex Len, que anotó tres tiros libres y luego el base de los Hawks, que con dos triples consecutivos contrarrestaba otro de Jokic para dar a los suyos 6 puntos de diferencia (104-110), una ventaja que gestionarían en los últimos minutos de manera excelente. 

Young finalizó con 42 puntos (15 en el último cuarto) y 11 asistencias sumando su tercer partido consecutivo por encima de los 30 tantos y los 10 pases a canasta, el más joven en conseguirlo. Esta vez no repitió sus horribles porcentajes contra Portland y anotó por encima del 60% tanto en tiros de campo... como en triples: 13 de 21 y 8 de 13, números espectaculares para un jugador que sumó además 4 rebotes, un robo, un tapón y, eso sí, 6 pérdidas. Estuvo acompañado de Jabari Parker (20+9+4), De'Andre Hunter (12+6+2) Kevin Huertes (11) y Alex Len (17+7), que fueron los mejores de un equipo que tiró con un 53% en tiros y un 44 desde la línea de tres. 

Los Nuggets por su parte suman su tercera derrota de la temporada y siguen en la parte alta del Oeste. Les faltó consistencia y les sobró relajación, pero no jugaron mal y además de Jokic destacaron Barton (21), Millsap (19) o Murray (18). Una piedra en el camino para un equipo que lucha por cotas más altas y que busca al menos igualar lo conseguido el año pasado. Tal y como está el Oeste, no lo tendrán fácil. Ni ellos ni nadie. Los Lakers y los Clippers parecen ahora mismo las dos únicas franquicias que muestran cierta superioridad sobre el resto en una Liga en la que los playoffs están caros y la ventaja de campo en los mismos más todavía. Los de Mike Malone van en estos momentos quintos en el Oeste. Y Juancho, por cierto, volvió a no jugar.