Competición
  • Copa América
  • Mundial Femenino
  • Copa de África
  • Champions League

NBA

"Está hecho, Kevin Durant se va a ir de los Warriors a los Knicks"

El veterano periodista Ric Bucher no tiene dudas: "Cree que no se la ha reconocido lo suficiente. Los Warriors siguen siendo el equipo de Curry".

El veterano periodista Ric Bucher pasó por el programa 'The Herd' de Colin Cowherd y puso otro clavo en el ataud de los actuales Warriors, que para casi todos los analistas dejarán de tener su forma actual la próxima temporada, la primera en el Chase Center de San Francisco, porque Kevin Durant no va a seguir. El MVP de las dos últimas Finales se irá, si se cumplen unos presagios que no dejan de soplar en la misma dirección, a Nueva York y jugará en los Knicks.

Ayer mismo, el artículo de Howard Beck sobre la próxima agencia libre hablaba de que todo lo que decían general manages y técnicos ahora mismo eran "conjeturas" y añadía: "bueno, todos menos lo de Durant. Todo el mundo da por hecho que se va a ir de los Warriors". Esto es lo que dijo Bucher al respecto: "Todo lo que escucho es que se va: está hecho. Nunca ha sido verdaderamente aceptado por los creyentes de los Warriors. Y en un sentido más amplio, a nivel nacional, no siente que se le ha dado el reconocimiento que merecía después de ser el MVP de las últimas dos Finales. Los Warriors siguen siendo el equipo de Stephen Curry. El núcleo duro ha seguido siendo Curry, Klay Thompson y Draymond Green. Así que lo que hace Durant es preguntarse dónde podría ser la pieza angular de un equipo, donde podría ser totalmente apreciado, sentirse totalmente cómodo. Y hay un lugar. New York Knicks. Con sus aficionados, el Madison Square Garden... Después de cómo ha estado franquicia en las últimas décadas, sería más querido allí si simplemente llega a una final de Conferencia que en los Warriors después de haber ganado dos anillos".

Aunque la temporada está por resolverse y puede haber giros inesperados de guion por el camino, no es descabellado aplicar aquello de que cuando el río suena, agua lleva. El caso de Durant, de hecho, ha recordado desde el inicio de la temporada al de LeBron James en la 2017-18, cuando todo el mundo parecía dar por hecho que se iría de los Cavaliers y muchos aseguraban que los Lakers era su destino más probable. Ahora todo el mundo da por hecho que KD cambiará de aires y los Knicks aparecen en todas las quinielas como futuro hogar del alero.

Las consecuencias de un cambio de costa de Durant serían muy profundas, desde luego. Si elige los Knicks, estaría por ver en primer lugar si Kyrie Irving, como creen también muchos, tomaría el mismo rumbo y dejaría los Celtics. Estos movimientos podrían afectar también al futuro de Anthony Davis, por el que pujarán los Celtics, los Lakers y, en teoría, también unos Knicks que tienen sus buenas papeletas de tener en su mano el número del draft. Pero, ¿enviarían un pick que valdría tener a Zion Williamson a Nueva Orleans? En los Warriors comenzaría también, desde luego, una nueva era. La continuidad de Klay Thompson con un contrato máximo, ahora casi segura, estaría en principio totalmente garantizada. Draymond Green, que finaliza su vínculo en la franquicia en 2020, también tendría más papeletas de seguir, aunque estaría por ver si el propietario Joe Lacob, que ha asegurado que gastará todo lo que sea necesario para que los Warriors sigan siendo el mejor equipo del mundo en su nueva ciudad, intenta algún golpe de efecto de primera magnitud. ¿Podrían los Warrios encontrar alguna forma de ofertar por Davis? DeMarcus Cousins, sin los millones de Durant sobre la mesa, podría ser otro jugador con más posibilidades de continuar en la Bahía, a la espera de ver la nota definitiva que su unión con los Warriors recibe en los playoffs.

Las implicaciones de este movimiento afectarían al mercado en todos los niveles. Pero, ¿por qué iba a querer KD irse a un equipo que esta temporada solo lleva ganados 15 partidos, va a enlazar la sexta seguida sin playoffs, no disputa una final de Conferencia desde 2000 y tiene en James Dolan a uno de los propietarios más ineptos y polémicos de todo el deporte estadounidense? Pues puede que haya otro movimiento (¿Kyrie?) que le haga ser optimista en lo deportivo. Puede que, como dice Bucher, busque el protagonismo y la admiración que en los Warriors siente que no ha tenido como el último en llegar a lo que ya era un súper equipo. Y no hay que olvidar que Nueva York es el gran mercado de la Costa Este, la capita del mundo y la ciudad donde KD tiene el centro de los negocios (lo mismo que podía decirse con LeBron y L.A.). Además, no ha demostrado nunca interés por un hipotético regreso a casa (Washington) y su padre es gran aficionado de unos Knicks que tienen cerca, o eso parece, uno de los mayores golpes de efecto de toda su historia. A ver si se cumple...

0 Comentarios

Normas Mostrar