Competición
  • Clasificación Eurocopa

NCAA

¿10.000 millones en apuestas? el March Madness, en cifras

¿10.000 millones en apuestas? el March Madness, en cifras

Ethan Miller

AFP

Las empresas calculan pérdidas de 2.300 millones por poca productividad, se producen tres millones más de barriles de cerveza...

-Las empresas estadounidenses calculan pérdidas de unos 2.300 millones de dólares por culpa de la baja productividad de sus trabajadores durante el March Madness: el tiempo se pierde viendo partidos pero también realizando y consultando apuestas, brackets…

-Las mediciones van mucho más allá en lo que se refiere al binomio trabajo-Madness: un 20% de los estadounidenses reconoce que se escapa a los servicios para ver desde allí finales de partidos durante el torneo. Un 24% ve partidos durante reuniones, el 17% lo ve junto a sus jefes y un 21% va antes al trabajo para escaparse también antes para ponerse delante de la televisión, ordenador o móvil.

-Porque el streaming juega un papel fundamental en la retransmisión del torneo y alcanzó los 98 millones de reproducciones por este sistema, con plataformas legales en Turner y CBS.

-Estos canales pagaron en 2011 un total de 10.800 millones por los derechos del Madness hasta 2024. El pasado año pagaron 8.800 millones más por ampliar el contrato hasta 2032. El valor de esos derechos televisivos ha ido creciendo a un ritmo de un 4,5% desde 1986.

-Mineápolis será la sede de la Final Four 2019. Los partidos se jugarán en el U.S. Bank Stadium, el hogar de los Vikings (NFL), donde se alcanzará un aforo de unas 70.000 personas. El impacto para la economía de Minnesota se cifra en unos 300 millones de dólares y se esperan 90.000 visitantes, un poco menos de los 100.000 que recibió la ciudad en la Super Bowl 2017. Cada uno de ellos gastará más de 2.100 dólares en alojamiento, comida, bebida y transporte. En esa Final Four trabajarán hasta 3.000 voluntarios.

-El moderno y excelente estadio (utilizado por los Vikings desde 2016), que costó 1.129 millones de dólares, es transparente en un 60% de sus paredes y techo. Así que la NCAA ha ordenado cubrir todo con cortinas negras ya que hay una norma por la que todos los partidos y entrenamientos de la Final Four se tienen que disputar con la misma luz.

-El torneo se acerca ya a los 1.500 millones de beneficios en publicidad televisiva. En la final, cada 30 segundos emisión cuestan alrededor de 1,5 millones. La del año pasado, entre Villanova y Michigan, fue seguida por 16,5 millones de personas, un 28% menos que la de 2017. Este descenso se explica en parte por las diferentes formatos en los que la gente ve ya los partidos y la forma en la que esto afecta a las mediciones.

-Los jugadores de la NCAA apenas reciben 120.000 dólares (a modo de beca para gastos de matrícula, alojamiento, manutención…). La media de lo que recibirán los que lleguen a la NBA en su año rookie es de unos 2 millones. Más allá de los jugadores, las cifras son mareantes: el presidente de la NCAA cobra 1,7 millones al año y el entrenador mejor pagado, Mike Krzyzewski (Duke) percibe 8,9 millones por temporada, alrededor de un 1000% más que el máximo mandatario de la universidad.

-Los estadounidenses gastan al año en apuestas durante el torneo casi 10.000 millones de dólares. De ellos, solo unos 300 se gestionan de forma legal a través de los casinos de Las Vegas. Se estima que unos 60 millones de personas rellenan su bracket en EE UU y que un 10% del país participa en alguna competición relacionada con este cuadro de pronósticos. Las posibilidades de rellenar un bracket perfecto son de una entre 9,2 quintillones. Es más fácil acertar dos años seguidos la mayor lotería del país comprando solo un boleto por año que acertar todos los resultados. En 2015, por ejemplo, solo el 1,6% de los 11,5 millones de brackets que se rellenaron en ESPN acertaron los cruces de la Final Four. La pasada temporada, en ESPN no quedaba ningún bracket perfecto ya en el Sweet 16 (octavos de final) y solo tres habían acertado 15 de los 16 equipos que sobrevivían en esa ronda sobre un total de 17,3 millones de apuestas. La entrada en torneos de brackets de pago genera 2.600 millones de dólares.

-En marzo, se producen 17,5 millones de barriles de cerveza cuando en el resto de meses la media nacional se queda en 14 millones. Los aficionados piden un 19% más de pizzas si su equipo ha perdido que si ha ganado. Ese ascenso, también en caso de derrota, es del 9% en el caso de los postres.

-El equipo que más veces ha ganado el torneo es UCLA: 11. Esta vez la universidad angelina ni siquiera está entre las clasificadas por segunda temporada consecutiva.

-El entrenador con más títulos es el legendario John Wooden: 10 con UCLA. Entre los técnicos en activo, manda Mike Krzyzewski: 5 con Duke.

-El equipo con peor clasificación que ha sido campeón es Villanova, que ganó en 1985 desde la posición número 8.

-35 universidades han sido campeonas y 14 además lo han sido en más de una ocasión. Oregon ganó el primer torneo en 1939 y Villanova el último, la temporada pasada.

-Glen Rice tiene el récord de más puntos en una edición del torneo: 184 en 1989. En cuanto a una carrera universitaria completa, el que más ha anotado en torneos es Christian Laettner (407).