Competición
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
Bundesliga
Liga Portuguesa
España
85
FIN
82
Letonia

ESPAÑA 85-LETONIA 82

La magia de Quino Colom salva a España y acerca el Mundial

Quino Colom

Emilio Cobos

DIARIO AS

Después de dejar ir una renta de 18 puntos, una canasta final de Colom da a España una victoria clave. El Mundial de China, a un paso.

Los fantasmas del Palacio, los de 2007 o 2014, salieron a darse una vuelta por el parqué del Wizink Center y amenazaron con un final de drama ante Letonia. A España, que llegó a ir ganando por 18 puntos al inicio del tercer cuarto (60-42), le salvó una canasta maravillosa e imposible de Quino Colom, jugador en extraordinario momento de madurez que ha adquirido una visión de 360 grados de lo que pasa en la pista y que se inventó un rectificado que evitó lo que hubiese supuesto una derrota peligrosísima para los intereses de España rumbo al Mundial. Gracias a la magia de Colom (a ver quién saca a Quino de la lista de China), a la misión Ventanas sólo le falta ya el certificado de calidad.

La Selección ganó a Letonia (85-82) en un Palacio que sufrió pero respondió a la cita (7.900 espectadores) y está sólo a un paso más de China. En el próximo episodio de noviembre (Turquía y Ucrania) debería confirmar una clasificación que ahora parece un trámite, pero que antes de iniciarse el camino se adivinaba dramática. Con siete victorias, es líder incontestable del Grupo I. Scariolo se marcha a Toronto con el trabajo casi hecho pero estará en noviembre para ponerle el lazo a un trabajo muy profesional que ha contado con la complicidad de jugadores sin el glamour de las estrellas NBA pero, al menos, con el mismo corazón.

En el extrañísimo partido ante Letonia, España se movió en cómodas ventajas de seis a nueve puntos toda la primera parte. La primera brecha ya la hizo Quino Colom que, antes de irse por primera vez al banquillo para dejar paso al Chacho, ya había lanzado a la Selección (20-12). Letonia, selección “perimetral” como la definió Scariolo en la previa, sabe tirar pero tiene olvidada la lección de la defensa. España le atacó con penetraciones (Jaime Fernández, Yusta) y Oriola, gran competidor, barrió con raza y astucia todos los balones que pasaron por la pintura rival. La salida de Colom en el último tramo del segundo cuarto permitió otro estirón de España. Un parcial de 10-2 mandó el partido del 41-35 al 51-37 del descanso con 12 puntos de Oriola y 12 puntos de Colom.

Letonia pareció empaquetada después del 60-42 pero España perdió el hilo y quiso terminar de ganar el partido por inercia. Pero al baloncesto no se puede jugar a dejar que pase el tiempo. Así que Letonia fue recortando hasta ponerse a un punto a 23.8 segundos del final después de una pérdida de Quino Colom (81-80). Podía ser peor. España estaba ciega, no veía nada y Sergio Rodríguez perdió otro balón. Oriola le hizo falta a Zakis. Sus dos tiros libres pusieron el 81-82. Entonces apareció Colom, que pareció meterse en la boca del lobo y levantó un balón imposible contra el tablero. Hubo delirio. Hubo victoria. Las Ventanas también emocionan. Y España va ya sin freno rumbo a China.

0 Comentarios

Normas Mostrar