EUROLIGA | BARCELONA 83 - UNICAJA 90

El Palau abuchea al Barça tras su quinta derrota seguida

El equipo azulgrana cayó ante el Unicaja y solo suma cuatro victorias en las 13 jornadas disputadas en la Euroliga. Nedovic, 26, fue letal.

Barcelona
0

Si el domingo ante el Gran Canaria el proyecto de Sito Alonso tocó fondo, esta noche ante Unicaja acabó hundido con la cuarta derrota consecutiva (83-90) en Euroliga y la sexta en los últimos siete partidos.

Un último cuarto espantoso (19-26), maquillado en el último minuto para pasar de 75-87 (m.39) al final sentenció a un equipo perdido en la pista y que cedía ante un rival donde Nemanja Nedovic (26 puntos) y Adam Waczynski, letal en este período, se bastaron para pasar por encima de su rival.

Unicaja, que llegaba al Palau tras no ganar allí en competición europea desde marzo de 2006 (60-73), le endosó 90 a un rival sin capacidad de reacción y donde Augustine, Shermadini y Suárez sumaban 27 rebotes entre los tres mientras Ante Tomic no jugaría un solo minuto.

Esta semana se ratificaba a Sito como entrenador y se decía que se harían fichajes nuevos. Tras lo visto en la grada del Palau, con pitos y pañolada, está claro que la afición ha agotado la paciencia y hará falta más que un revulsivo para revertir la situación.

La sorpresa de la noche fue la ausencia de la convocatoria del base Phil Pressey y el retorno del alero búlgaro Sasha Vezenkov, ausente de la Euroliga desde la cuarta y que entre Liga Endesa y Euroliga ha estado fuera 13 partidos de las convocatorias de Sito Alonso.

Un cambio es necesario

Aunque el choque empezó con un ritmo frenético desde el perímetro exterior con cinco triples azulgrana y cuatro cajistas, con dominio inicial visitante (16-21, m.7) y con Brooks, Nedovic y Augustine imponiendo su ley. Sito cambiaba a Heurtel por Ribas y daba entrada a Oriola por Séraphin y los azulgrana ganaron en defensa y efectividad en ataque, pero el final del primer cuarto era de dominio de los de Plaza (24-26).

El panorama cambiaría en el segundo cuarto con el retorno de Heurtel (31-30, m.16) y Séraphin por Oriola. Ocho puntos seguidos del base francés y el dominio de su compatriota en el tablero cajista daban la vuelta al marcador (43-37, m.18), pero la tercera falta de Séraphin y el acierto de Carlos Suárez desde los tiros libres recortaban al descanso (45-44).

Plaza necesitaba que sus bases Ray McCallum y Alberto Díaz reaccionasen (2 puntos entre ambos) frente a los 16 de Heurtel y Ribas. Y el comienzo del tercer cuarto fue muy rápido con Heurtel, Sanders y Oriola muy efectivos, pero con Nedovic y McCallum respondiendo bien (61-58, m.26).

Seraphin y Ribas entraban en juego cuando un Nedovic muy efectivo adelantaba de nuevo a Unicaja (61-63, m.28), que mejoraba en defensa con la presencia de Augustine y además cerraba un parcial de 0-9 (61-65, m.28) que obligaba al técnico azulgrana a parar el partido.

Heurtel volvía a pista junto a Ribas y Vezenkov hacía lo propio con un gran aplauso de la afición. Un triple de Ribas cerraba el cuarto (64-66) dando aire al Barcelona.

Plaza optó por salir sin pívots en el último cuarto y Séraphin empataba (66-66), pero dos triples seguidos de Waczynski y Alberto Díaz daban de nuevo la máxima ventaja a Unicaja (66-72, m.33). Sanders, que se lesionó en el minuto 25, intentó volver pero no pudo.

Nedovic ampliaba la ventaja malacitana (68-76, m.34), pero el Barcelona fallaba incluso en tiros libres y ni un nuevo tiempo de Alonso evitaba un nuevo desastre azulgrana que el cuatro triple de un gran Nedovic certificaba (75-87, m.39).