Por el bronce: lo mejor y lo peor del Rusia y Serbia

EUROBASKET 2017

Por el bronce: lo mejor y lo peor del Rusia y Serbia

Bogdan Bogdanovic y Alexey Shved.

FIBA

Ambas selecciones se enfrentan este viernes (20:30, Cuatro) por un puesto en la final. El equipo eslavo cuenta con Shved, los balcánicos, con Bogdanovic.

Rusia y Serbia se enfrentan este viernes (20:30, Cuatro) por un puesto en la final tras calcar campeonato (seis victorias y una sola derrota) y enfrentarse en una ocasión ya durante la fase de grupos con victoria eslava. Quien pierda se medirá por la medalla de bronce del domingo (16:00) a España, que cayó en su semifinal ante la Eslovenia de Goran Dragic y Luka Doncic. 

Lo mejor de Rusia

1. Alexey Shved. El base del Khimki llegaba como la gran referencia de Rusia y ha soportado el peso de la corona con mucho estilo. Es, por el momento, el máximo anotador de este Eurobasket con 24,0 puntos por partido. Nunca ha bajado de los 20 puntos. Tiene calidad y versatilidad. Es un peligro constante difícil de controlar. Además, cuenta con la ayuda de Mozgov en la pintura: un campeón NBA de 216 centímetros que es un dolor de cabeza en la pintura. Rocoso y con mano.

2. Lanzados. Después de fracasar en los dos últimos campeonatos (solo dos victorias y ocho derrotas; fuera antes de los cruces), Rusia ha dado con la tecla. Principalmente, porque ha encontrado por fin un sustituto de garantías en el banquillo tras la marcha de David Blatt: Serguei Bazarevich. El exjugador se hizo cargo del equipo eslavo en enero de 2016 y ha dado con la tecla para conducir a la selección a lo más lejos en un Eurobasket desde el bronce de 2011.

Lo peor de Rusia

1. Repetimos con Shved. El exjugador de la NBA tiene un problema: gran facilidad para entrar en modo ebullición con grandes dosis de locura de regalo que son un arma de doble filo: te puede dar un partido con diez puntos seguidos o hacerte caer con una lamentable serie en el lanzamiento. Un gran ejemplo de esta última posibilidad se vio en el encuentro de cuartos ante Grecia cuando Bazarevich le sentó en los minutos finales para no ganar a los helenos.

2. Banquillo corto, poca rotaciónBazarevich tiene claro que para avanzar en este Eurobasket la pista debe ser dominada por sus puras sangre. No cuentan todas las piezas, lo que estira los minutos de Shved, Mozgov, Khvostov, Vorontsevich... Así, en el partido de cuartos contra Grecia tres jugadores no estuvieron en pista ni un minuto, dos estuvieron por debajo de los diez minutos y cuarto superaron los 25. Muchos minutos, mucho cansancio para los instantes finales.

Lo mejor de Serbia

1. Bogdanovic. Quien no ha visto jugar a Bogdan Bogdanovic no sabe lo que se ha perdido. Es un escolta de tan solo 24 años que la próxima temporada disfrutarán en la NBA tras un recorrido magnífico en el Fenerbahçe. Sabe dirigir y anotar, tal y como ha demostrado durante este Eurobasket: es el cuarto máximo anotador con 22,5 puntos por partido. Es desequilibrante y tiene esa sangre fría serbia que le hace letal en los momentos claves de los encuentros.

2. Aleksandar Djordjevic. Tras un recorrido por el desierto muy largo para la tradición baloncestística serbia, Djordjevic es una fuente de agua pura. El  exjugador solo ha tenido un tropezón desde que cogió las riendas de la selección: fue en el pasado Eurobasket cuando los balcánicos cayeron contra todo pronóstico en las semifinales frente a Lituania. Pero al margen de eso, todo un éxito con una medalla de plata en el Mundial 2014 y en los Juegos Olímpicos de 2016. Ambas derrotas contra Estados Unidos. Y todo gracias a una generación de jugadores que ha asumido como suya la filosofía ganadora y vehemente del exjugador.

Lo peor de Serbia

1. La incógnita Marjanovic. El gigante serbio debe ser un elemento diferencial en el ataque, pero no cumple. Su poca determinación en la zona hacen que Serbia solo tenga un +1,7 con él en pista. Son 222 centímetros que promedian solamente 4,9 rebotes por partido: es el número 36 de todo el Eurobasket en esa categoría. Un problema que solo podrá solucionar él.

2. Las bajas. A pesar del gran campeonato realizado (repetimos: seis victorias en siete partidos), Serbia sufre por las bajas de calidad que tienen y que fueron diferenciales en anteriores campeonatos. Hablamos de Nikola Jokic (pívot sensacional de los Denver Nuggets), Nemanja Bjelica (mejor jugador de la Euroliga de 2015), Miroslav Raduljica (pívot agresivo y diferencial en baloncesto FIBA), Milos Teodosic (el genial base que disputará esta temporada su primera experiencia en la NBA)...

0 Comentarios

Normas Mostrar