UN DEBATE NACIONAL EN ESTADOS UNIDOS

Vibrante alegato de Steve Kerr contra las armas: "Estamos locos"

Su padre falleció en un tiroteo en Líbano: "Me devastan masacres como la de Orlando. Pero es peor ver cómo el gobierno traga ante la Asociación Nacional del Rifle".

Vibrante alegato de Steve Kerr contra las armas: "Estamos locos"
Gary A. Vasquez USA Today Sports

Cada vez que se produce una matanza o tiroteo por arma de fuego en Estados Unidos, surge el mismo debate: el de la regulación al derecho a portar armas, especialmente las automáticas. Masacres como la perpetrada este mismo mes en Orlando, en la que perdieron la vida 49 personas en un club gay, colocan este asunto una y otra vez en las agendas pública, mediática y política. El presidente Barack Obama ya ha expresado en numerosas ocasiones la necesidad de restringir y controlar el acceso, mientars que recientes encuestas apuntaban a que cerca de un 90% de la población del país está a favor de acabar con la lacra que representa la violencia originada por las armas. Pese a ello, debido a la falta de acuerdos político, el Senado ha tumbado esta misma semana el endurecimiento de la venta y el acceso a las mismas. Una decisión que ha terminado por colmar la paciencia de Steve Kerr, el entrenador de los Golden State Warriors. A continuación, reproducimos completamente el vibrante alegato que realizó contra las armas durante una entrevista radiofónica con Tim Kawakami ('Mercury News'):

"El 90% de nuestra población es partidaria de revisar el acceso a las armas, pero nuestro Senado y la Cámara de Representantes no sólo votan en contra, sino que esgrimen la Declaración de Derechos para que la gente puede seguir teniendo acceso a este tipo de armas automáticas a la vez que hay se disparan alarmantemente las tasas de personas que mueran asesinadas cada día por esta causa.

Siento que tengo que decirlo. Nuestro gobierno está loco. Nosotros estamos locos. Lo que realmente me molesta es que se esgrima el derecho a portar armas. Entiendo que fuera así en 1776, cuando la gente no poseía rifles automáticos. Era necesario tener un mosquete para protegerte en el caso de que te atacaran los británicos. Lo más bonito de la Constitución es que dejan abiertas las enmiendas a ser modificadas porque las cosas se pueden quedar obsoletas.

Realmente pienso que nuestros ancestros no habrían permitido que las armas automáticas se pudieran vender a todo el mundo si estas hubiesen existido en su época. Resulta más fácil poseer un arma que obtener el permiso de conducir. Es de locos. Como miembro de una familia que ha visto morir a un ser querido por un tiroteo (su padre falleció en Beirut, Líbano), cada vez que leo cosas sobre matanzas como la de Orlando me siento devastado. Pero luego resulta aún peor ver cómo el gobierno traga ante la Asociación Nacional del Rifle (NRA en sus siglas en inglés) y alude a una Declaración de Derechos totalmente desfasada. Vale, reconozco el derecho a tener armas. Quien quiera tener un mosquete, adelante. Pero lo otro, ¡vamos! El resto del mundo piensa que estamos locos. Nosotros estamos locos.

Y hasta que no votemos para echar de su cargo a estos congresistas y senadores, va a seguir ocurriendo lo mismo. Lo que resulta exasperante. Por eso siento que tengo que hacer este llamamiento".