CRISIS EN EL BALONCESTO EUROPEO

La ACB responde: "Es la FIBA quien pone en riesgo a las selecciones, no nosotros"

La Asociación de Baloncesto contesta a la carta de la FEB insistiendo que no han firmado ningún acuerdo físico con ECA, ni se han saltado el convenio de coordinación.

La ACB responde: "Es la FIBA quien pone en riesgo a las selecciones, no nosotros"
Jesus Sancho (Sanchofoto) DIARIO AS

La ACB ha contestado a la carta enviada por la Federación Española de Baloncesto en la que se solicita el texto integro de la Asamblea del 4 de abril y la a suspensión cautelar de los acuerdos alcanzados con la ECA (Euroleague Commercial Assets), entre otros aspectos. La respuesta, escrita por el presidente de la Asociación, Francisco Roca, insiste en que el organismo federativo ya había sido informado de todo lo expuesto en su última reuniónque no existe acuerdo físico firmado con la ECA (ni tampoco con FIBA), sólo un principio de acuerdo adoptado que "deberá ser refrendado en la Junta de Accionistas" de ambas organizaciones.

Además, insiste en que han respetado el convenio de colaboración con la FEB y subraya que sus acuerdos (aún no firmados) como organización (no la directa entre clubes con la ECA o FIBA) con ambas competiciones respetan la clasificación por méritos deportivos y permite que los equipos elijan entre uno u otro torneo. A su vez, recrimina a la Federación su ataque a la ACB por aceptar el sistema de la ECA, cuando la Champions del básquet (a la que han abonado 4.750 francos suizos para participar en ella) "no la organiza FIBA Europa, sino una sociedad mercantil, cuyo capital está conformado por  FIBA y por 13 ligas europeas, excluyendo al resto, lo que dicho sea de paso no parece que resulte un factor de inclusión transparencia e igualdad".

Señala, a su vez, que no entiende la sorpresa suscitada por negociar con una entidad privada como ECA que mantuvo una acuerdo de colaboración con FIBA hasta 2015 y que es un "interlocutor válido con relación al sector del baloncesto profesional europeo más que incuestionable". "No se puede recriminar a la ACB la existencia de ese modelo que ha sido consentido, admirado y auspiciado por toda Europa", señala en unas líneas en las que recuerda que la ACB fue único actor en denunciar el sistema de competición privada de la Euroliga en 2009: "La ACB se quedó sola (...) nadie en Europa, ninguna Federación, Liga, institución apoyó su reclamación".

La asociación declara, también, que está sometida a la regulación en ámbito estatal y que no tiene autoridad para actuar sobre las competiciones europeos privadas, ni en su formación, ni en sus formatos ("no la tiene ACB, pero posiblemente tampoco FEB, ni el CSD"). La ACB subraya que no son ellos los que ponen en riesgo a las selecciones, sino la propia FIBA. "No podemos, ni tenemos la capacidad ni legitimación para impedir que ECA organice una competición, ni impedir que los clubes participen en la misma. No estamos asumiendo la postura de la ECA (...) sólo constatamos una realidad y la falta de mecanismos que nos permita cambiarla", continúa en una misiva de cinco folios.

Para acabar, la ACB ataca: "No podemos aceptar que se nos cargue con responsabilidades legales ni por daños porque no es ACB quien establece las condiciones de participación en ECA, lo hemos explicado en este escrito pero no hacia falta: lo sabe todo el mundo. Es incomprensible y moralmente reprobable que se nos acuse de ser responsables de la decisión de FIBA que no compartimos y que rechazamos absolutamente".