DETROIT PISTONS 101-CHICAGO BULLS 111

Gasol reivindica su sitio en el All Star: 31 puntos y 12 rebotes

Las votaciones para el Partido de las Estrellas se cierran a las 06:00 y el español logró su mejor marca anotadora de la temporada ante los Pistons.

Las votaciones para el All Star Game se cierran a las 05:59:59 de la mañana y Pau Gasol quiere apurar hasta el último segundo sus opciones para volver a ser titular en Toronto. Lo hizo el pasado año junto a su hermano Marc y este, aunque el pívot de los Grizzlies tiene muy difícil su participación por el Oeste, el de los Bulls tiene muchas papeletas para repetir. Ya sea por votación popular (es quinto en el Este) o por la voluntad de los entrenadores, el internacional español jugará su sexto Partido de las Estrellas, el segundo desde que viste el uniforme de los Chicago Bulls.

Y lo va a conseguir por méritos propios. Gasol siempre está ahí. Con sus días buenos y malos, con sus deficiencias y virtudes, el ala-pívot es una referencia en el baloncesto mundial y ya no digamos en la franquicia de Illinois, que en su lucha por encontrarse, por dejar de dar bandazos, siempre puede contar con el 16 para solventar los marrones diarios. Y en este día de Martin Luther King, el problema eran los Detroit Pistons y Andre Drummond. En esta temporada, los Bulls no conocían la victoria ante los de la Motown (0-2), pero en esta jornada de homenaje al líder de los derechos civiles, el triunfo cayó (101-111) gracias a un soberbio Gasol que logró 31 puntos (13/18) con molestias en el hombre y en el tendón de Aquiles. A su mejor marca anotadora de la temporada, añadió 12 rebotes, 3 asistencias y 3 tapones. Es su 22º doble-doble en lo que llevamos de curso.

Pau Gasol vs Andre Drummond

Nada mal para un día en el que tenía delante a Drummond, un titán de la zona que quedó limitada a 13 tantos, aunque volvió a demostrar su imán con el rebote: 16 capturas en un partido que empezó como debía, con ambas estrellas golpeándose. Duros directos a la mandíbula en ambos lados de la cancha y siempre en clave ofensiva. El pívot local en la zona; el visitante, alejado de ella. Son muchos kilos y mucha presencia dentro la que tiene el jugador neoyorquino para lanzarse como un kamikaze contra él. Era mejor usar la inteligencia y de eso, el español va sobrado. Con los de la Motown yéndose en el marcador (32-26 al final del primer cuarto), Gasol alcanza el 6/7 en tiros de campo por el 12/22 total de los suyos en el primer cuarto.

Un inicio estelar (12 puntos) que la segunda unidad de Hoiberg completó con una marcha más. Aaron Brooks revolucionó el partido. Él sólo y con el juego elaborado (28 al final para Chicago, 10 suyas) como referencias, provocaron que el marcador cambiara de dueño. El parcial 8-15 daba la primera ventaja a los Bulls (40-41) desde el 3-6 del inicio y que demostraba que el acierto de los Pistons en el primer cuarto (68,2%) era un sueño muy bonito, pero insostenible en el tiempo.

Las limitaciones frente al aro de Drummond (sólo hizo cuatro a la vuelta de los vestuarios) y de los suyos con el triple (5/26) eran suplidas con versatilidad por Reggie Jackson (19) e Ilyasova (19). Pero cuando el día sale cruz, sale cruz por mucho que lances la moneda. Los Pistons sintieron eso. Dos triples del turco devolvían algo de esperanza a Detroit (68-72), pero primero Mirotic (10) con otro par de lanzamientos desde el perímetro, luego Gasol con tres tiros libres y Rose (20) con dos penetraciones salvajes (94-105, 2:25) acabaron con cualquier tipo de sueño en Michigan. La voluntad por reivindicarse de Gasol era tan grande que no se requirió la presencia de Butler (16). Ahora, sólo queda esperar a ver si este último latigazo ha servido. Seguro que sí, ya lo verán.