Así es Popovich: "El tratamiento de foie gras y trufas funciona"

SUS MEJORES FRASES

Así es Popovich: "El tratamiento de foie gras y trufas funciona"

Así es Popovich: "El tratamiento de foie gras y trufas funciona"

Con motivo de su victoria mil, repasamos alguna de sus mejores frases. "No sabía que se conducía por la derecha [...] hasta que me di cuenta de que yo era el gilipollas”.

No hace falta recalcar lo buen técnico, uno de los mejores de la historia, que es Gregg Popovich. Desde que recalara en los Spurs con la temporada 1995-96 ya comenzada, ha cambiado para siempre la historia de la franquicia texana. 1.000 victorias en liga regular, cinco anillos, seis títulos de Conferencia o haber recibido en tres ocasiones el galardón a mejor entrenador del año son sólo alguno de los hitos alcanzados de una carrera deslumbrante. Pero también es conocido por las innumerables frases que ha ido dejándonos a lo largo de este tiempo. Como homenaje, en este artículo destacamos alguna de sus mejores. Siéntense y disfruten.

-"El tratamiento a base de foie gras y trufas ha funcionado muy bien”. Así explicó el pronto regreso de Tony Parker tras una lesión.

-“Cuando fui a Saint Croix (Islas Vígenes) a ver a Timmy hace ocho o nueve años, nadie me dijo una palabra de que allí se conducía por la derecha. Cogí mi coche de alquiler y salí a la carretera. Abronqué a unas diez personas hasta que me di cuenta de que yo era el gilipollas”. Un recuerdo de su viaje a las Islas Vírgenes, donde nació su inseparable Tim Duncan.

-“No nos llevamos a la cama ni una banda de mariachis, ni una tarjeta de cumpleaños ni el desayuno”. Se desconoce en qué contexto la pronunció, pero salió de la boca de Gregg.

-“Duncan ya casi no me habla. Llevamos casados tanto tiempo que la mitad de las cosas que digo no las escucha y la otra mitad desconecta si las oye porque se piensa que son tonterías. Manu está llegando a ese punto y Tony (Parker) está cerca”. Eso dijo en noviembre de 2012. No sabemos si para mejorar estos problemas de comunicación habrán tenido que recurrir a un terapeuta.

-¿Sabes algo sobre los Jazz?, le preguntaron el pasado mes de enero. “Sé que dos de los lados de un triángulo isósceles son iguales”, se limitó a contestar.

-“Contrató a un agente inmobiliario para buscar casa, compró una, la amuebló, consiguió una hipoteca… Todo eso lo hizo con 19 años. Cuando yo tenía esa edad no sabía siquiera cómo salir de mi ciudad”. Sobre el aterrizaje de Tony Parker en la Liga cuando apenas era un adolescente.

-“Tendríamos dos anillos menos si no fuera por Manu Ginóbili. Para mí, es el gran semental de este mundo”. Y lo dijo cuando aún no habían ganado el de 2014.

-“El racismo todavía es una plaga entre nosotros y lo que verdaderamente me sorprendió fue lo orgullosos que estaban todos esos idiotas de su ignorancia al dejar su nombre en sus comentarios”. Comprometido, así se despachó sobre la polémica desatada después de que un niño mexicano cantara el himno estadounidense antes de un partido de las Finales en 2013.

-"Claro. No sé que otra cosa podía hacer. Es invierno, ya sabes, las plantas no crecen. Estoy teniendo una pelea dura con los libros porque a mi edad hay muchos que quieres leer y no puedes. Entonces, o no lees nada o lees todo lo que te encuentras", dijo al ser preguntado sobre si tenía ganas de volver a entrenar tras perderse dos partidos esta misma temporada por una baja médica.

-“Tienes que acertar los tiros para ganar un partido de baloncesto y nosotros no lo hicimos. También tienes que bajar a defender, así que ha sido un doble varapalo”. Explicación tras una derrota.

-“Apestamos tanto en defensa como en inteligencia de equipo. Fuimos bastante consistentes en ello por lo que no creo que tenga una respuesta. Si la tuviera, no habríamos dado tanta lástima”. Otra manera de analizar una derrota.

-“Me da la sensación de que los periodistas siempre tenéis algo que decir. Sobre LeBron siempre se han dicho muchas chorradas. Lee el juego como lo leían Magic Johnson o Larry Bird. Así que estoy feliz por él, lo estaría aunque hubiera ido a Tombuctú. Tiene que hacer lo que es mejor para él y para su familia, y todos los demás pueden irse a nadar al lago”. Queda claro qué piensa sobre LeBron.

-“No voy a hundirme tras una derrota y no voy a darme palmadas en la espalda tras ganar un partido. Es baloncesto, no creo que sea lo más importante. Es nuestro trabajo, pero luego dejas que se escape y piensas en la vida, porque la vida ya es condenadamente corta. No voy a entrenar tanto tiempo como Don Nelson o Larry Brown. Eso seguro”. Buena filosofía.

-“Estoy deseando veros a todos dentro de cuatro o cinco años cuando celebremos la próxima fiesta de retirada de Nellie (Don Nelson) en otra ciudad”. Broemenado sobre el hecho de que Don Nelson nunca se jubilase definitivamente.

-“Si fuera posible cambiar completamente el calendario para todos y tener menos de esos, la calidad mejoraría, sin duda”. Obviamente, se refiere a los back to backs.

-“Intento averiguar cómo frenar a Kevin Durant y vas y me preguntas por… ¿la historia de los bases en la Liga?”. Evidentemente, no le gustó la pregunta.

-“Los equipos están formados por seres humanos. Psicoanalizarlos antes de un partido no es una cosa que intento hacer”.

-“Es verdad, llegué a plantearme elegir a Scott Pollard con el número uno del draft del 97 en vez de a Duncan. Pero ahora tengo que decir que esa posibilidad no duró mucho”. Lo reconoció hace unos días. Afortunadamente para él las dudas se disiparon pronto.

-“Les pregunté si no era mucho problema, si no estaba siendo demasiado prepotente, si podían ejecutar lo que estábamos intentando hacer. Y que si eso no les enfadaba demasiado, les dije que sería genial si también les apeteciese defender”.

-“No estamos jugando bien. Es un milagro que tengamos el mejor récord en el Oeste”. ¿Y si lo llegan a hacer bien?

-“No entiendo porqué tenemos que hacer pasar a los técnicos y reporteros por esos pequeños momentos de estupidez”. Es contrario a las entrevistas al final del primer y tercer cuarto.

-“¿Cómo puedes ser un profesional llevando un traje como ese?”. A un periodista durante una de esas entrevistas exprés.

-“Que no entró por el aro, al ser preguntado por los malos porcentajes de su equipo.Una explñicación clara y veraz.

-“El siguiente que falle un tiro libre, me va a comprar un coche nuevo”, se le oyó decir durante un tiempo muerto.

-“Quiero algo de suciedad. ¿Dije eso? Sería por el calor durante el partido”, en la rueda de prensa posterior. al mismo.

-“La única cosa que me sorprende es que no lo dijera vestido de pollo. Como dije, la estupidez empieza así. La mayoría de individuos inteligentes habrían comprobado los hechos antes de hacer declaraciones, a no ser que estés interesado en montar un show” a Robert Sarver, dueño de los Suns, tras anunciar que devolvería a los seguidores el precio de las entradas por el pobre espectáculo que dieron unos Spurs en cuadro durante un encuentro de esta pretemporada.

-“Porque quise”. Su explicación al ser preguntado por qué ordenó hacer falta en vez de defender en la última jugada.

-"Estará tomándose piñas coladas ahora mismo. Tenemos una porra para averiguar su peso cuando vuelva. La apuesta mínima está en 125 kilos”, bromeando sobre el peso de su pupilo Boris Diaw.

-"No marqué una jugada para Kawhi Leonard en todas las Finales". Y sí, el alero acabó siendo el MVP.

-"Pagaremos la factura del aire para el segundo partido". El aire acondicionado del AT&T Center de San Antonio falló durante las últimas Finales.

-"A veces en los tiempos muertos les digo a mis jugadores que no tengo nada que decirles. Me levanto y me marcho… el baloncesto es de ellos, de los jugadores. Si tienes un buen tiro, renuncia a él para que un compañero tenga un tiro excelente". Con el extra pass, algo tan bello y eficaz, como difícil de conseguir, concluimos.

 

 

0 Comentarios

Normas Mostrar