Temas del día

España hace historia y jugará la final del Mundial femenino

PERFORM

MUNDIAL | ESPAÑA 66-TURQUÍA 56

España hace historia y jugará la final del Mundial femenino

Al ritmo de Alba Torrens (28 puntos) y Sancho Lyttle (18), la campeona de Europa ganó a la anfitriona Turquía. Estados Unidos será su rival (20:15, La 1).

La Selección femenina agrandó un poquito más su leyenda. Tras hacer historia en 2010 al ganar en la República Checa su primer bronce mundial, cuatro años después ha dado un pasito más y este domingo disputará su primera final mundialista, la cuarta en su historia tras los partidos por el oro europeo de Perugia 93, Italia 2007 y Lille 2013. Y lo hace por la puerta grandes: mostrándose muy superior a sus rivales en la primera fase, arrollando a China en cuartos y callando al infierno turco del Abdi Ipekci en semifinales (56-66).

La Selección comenzó muy bien atrás. Turquía agotaba sus posesiones sin tirar y España mandaba en el marcador al ritmo de Alba Torrens (14-12, con 7 puntos de la mallorquina). Pero el equipo turco conocía bien la forma de frenar a España: con faltas y dominando el rebote. Así paraba una y otra vez los intentos de contraataque de la Selección, que también sufría en la pintura (en el primer cuarto había capturado sólo cinco rebotes). Con Nicholls en el banco por dos faltas y Laura Gil incapaz de frenar a Sanders, Mondelo tiró de táctica: cuatro bajitas con Lyttle y Xargay, la base del Avenida, como cuatro. España, que estuvo casi cinco minutos sin anotar, mejoró con la de Girona en el juego interior. Con eso y con el despertar de Lyttle que se fue hasta los diez puntos antes del descanso.

Tras el parón, los problemas continuaron para la Selección. Una antideportiva señalada a Laia Palau iniciaba el aluvión de Yilmaz. Nueve puntos seguidos para la veterana torre turca y la final se le escapaba un poquito a España: 32-39. Además, algunas jugadoras no se sentían cómodas en un ambiente tan hostil. Por ejemplo, Anna Cruz. La escolta de las New York Liberty perdía otro balón y Mondelo la sentaba para meter en pista a su as en la manga. Si una cosa no se le puede achacar al Rey Midas del basket femenino es que no tenga recursos. El técnico ha sabido gestionar muy bien al grupo y rescató a la pérdida Nuria Martínez porque consideraba que podía convertirse en el revulsivo si el destino deparaba un España-Turquía en los cruces. Una jugadora experimentada, especialista defensiva y que sabe qué se cuece en Estambul. Y así fue. Con la escolta en pista, irrumpió de nuevo la mejor Alba. Con su punto número 28, la alero del Ekaterimburgo puso el +14 a favor de España (60-46). Faltaban cuatro minutos, pero la final ya se acariciaba con los dedos. Falta saber el rival, aunque todo apunta a que será Estados Unidos, favorita ante Australia en la otra semifinal.

Sigue el España - Ucrania en directo con AS.com