GRUPO D | AUSTRALIA 82 -LITUANIA 75

Ingles y Baynes rompen a Lituania en la primera parte

Australia ganaba por 19 al descanso y la reacción de Lituania, que recortó 16 tantos en ocho minutos, se quedó a medias. Buenos minutos de Jawai y mal día de Maciulis.

0
Ingles y Baynes rompen a Lituania en la primera parte
GERARD JULIEN AFP

La pegada de Australia en la primera parte le sirvió para llevarse el combate ante Lituania en la zona noble del grupo D. Los ‘aussies’ se cuelan en la pugna por el liderato con el equipo lituano y con Eslovenia. Estos últimos cerrarán en duelo directo la fase inicial en Gran Canaria, el jueves a las 21:30. Quien termine líder, evitará cruzarse con Estados Unidos hasta las semifinales. Buen premio.

En la segunda parte Lituania reaccionó, pero el ácido láctico le nubló la mente, quedó agotada tras recortar 16 puntos en 8 minutos. Del 47-28 del descanso al 55-52 del minuto 32. Atrás quedaba la exhibición de Joe Ingles, que se transforma con la camiseta amarilla de Australia (18 puntos y 4 asistencias), y el dominio de Aron Baynes (14 tantos en el intermedio) sobre Valanciunas. Entre ambos apiñaron varios directos a la frágil mandíbula lituana, con recursos de sobra en el juego interior, pero sin base-guía ni aleros anotadores (5 de 16 en los triples), más aún si el madridista Maciulis tiene el día negro.

El duelo se le iba y Kazlauskas tiró de los hermanos Lavrinovic, menos físicos que sus compañeros NBA (Valanciunas y Motiejunas), pero que a cambio saben combinarse y jugar con los espacios, amenazar con su tiro. Seibutis hacía de director, obligado por la baja de Kalnietis. Porque los que sí son bases más clásicos, Juskevicius y Vasiliauskas, no tienen la confianza de sus compañeros. Y se nota. Con ellos en pista, Pocius fuerza más, Maciulis abusa del bote… Mal asunto. Seibutis hizo un gran partido, anotó (21), pero sólo es un arreglo en ese puesto.

Cuando Lituania amagaba, pese a todo, con culminar la remontada, el exazulgrana Jawai pisó la pista. Tras muchos meses de baja, ha llegado a tiempo a la Copa del Mundo. Apenas seis minutos, pero hizo un gran trabajo bajo el aro y frenó el momento álgido lituano. Entonces, Ingles volvió a encestar, Andersen firmó algún uno contra uno de clase infinita y Dellavedova devolvió el pulso a Australia. El jugador de los Cavaliers no da opción a Dante Exum (19 años y número 5 del draft), casi inédito en esta tercera jornada (0 puntos en 4 minutos). Se ha hecho con el timón de Australia, mientras que el barco lituano va a la deriva. A los herederos de Sabonis les faltó otro arreón, creérselo. Pocius careció de tacto para culminar dos entradas de potencia. Australia peleará por el primer puesto.