ESPAÑA 86- ARGENTINA 53

España cierra su preparación con una exhibición ante Argentina

Liderada por los hermanos Gasol, y con buenas aportaciones de Navarro y Sergio, España se presenta en su Mundial con un balance de 8-0.

0

El 1 de septiembre de 2006, a eso de las dos de la tarde, Nocioni dejaba sin respiración a media España con un triple desde la esquina. Aquel balón, que escupió el aro y no entró, metió a la Selección en la final del Mundobasket de Saitama, que dos días después se tradujo en el único oro intercontinental que brilla por ahora en las vitrinas de la Federación.

Pues aquella Argentina, que conserva al propio Nocioni junto a Prigioni, Leo Gutiérrez y el renacido Herrmann, se ha renovado con el desparpajo de Campazzo, pero ayer se vio arrollada por un equipo, que por fin encontró el equilibrio interior-exterior que tanto ansiaba Orenga. Buenas noticias para el técnico, aunque no pudiera contar en un Palacio teñido de rojo ni con Rudy (estirón en el muslo) ni con Reyes (isquiotibiales) ni con Abrines, que se vistió de corto por primera vez, pero aún no ha podido debutar.

España mete mucho miedo por dentro (como ejemplo sus nueve tapones), pero ante Argentina también lo metió por fuera. En el primer cuarto ya había encestado cinco triples —de ocho intentos— y aunque los hermanos Gasol comenzaron haciendo de las suyas (nueve de los primeros 12 puntos fueron suyos), después le cedieron el testigo a los exteriores, con la revolución Sergio Rodríguez en pista, los triples de Llull y Navarro, los pases imposibles de Calderón y los tiritos en el último cuarto de de Ricky.

Argentina no estaba; tampoco en el rebote. En los primeros cinco minutos la albiceleste aún no había cogido ninguno y cerró el primer asalto con sólo tres capturas (diez al descanso). España, que superó la veintena de renta en los primeros 20 minutos, subió hasta los 30 en el último periodo (83-50, min. 38) con la exhibición de Ibaka, capaz de taponar a Nocioni y correr para machacar en la misma jugada. La Selección fue más equipo que nunca en esta gira para afrontar la Copa del Mundo con los deberes hechos. ¡ Y aprobados con buena nota! 8-0 y el sábado, Irán.