Estás leyendo

Romay ya tiene su libro: "Le agradezco todo al baloncesto"

LITERATURA DEPORTIVA

Romay ya tiene su libro: "Le agradezco todo al baloncesto"

Romay ya tiene su libro: "Le agradezco todo al baloncesto"

FELIPE SEVILLANO

DIARIO AS

'Altísimo, un viaje con Fernando Romay', del periodista Jacabo Rivero, ha sido presentado este martes en el Espacio 2014 de Alcobendas con la presencia de leyendas del Madrid. España vs República Checa

Madrid

"Fernando Romay le puso un tapón a Michael Jordan en una madrugada que llevó al baloncesto español hasta el cielo de Los Ángeles en 1984. Fernando fue protagonista de un tiempo de juego cuyo recuerdo evoca esfuerzo, sudor y también algunas lágrimas". Estas frases aparecen en la contraportada del libro del periodista Jacobo Rivero Altísimo, un viaje con Fernando Romay, que fue presentado este martes en el Espacio 2014 de Alcobendas, sede del Mundial de España que está preparando ya la FEB. Resumen bien lo que puede leerse en sus 170 páginas. "No es un libro sobre Fernando Romay, es un libro con Fernando Romay que se ha gestado en numerosos encuentros y conversaciones", explica el autor. "Era el más alto de una generación muy especial", dice Rivero, que se ha documentado en hemerotecas, con archivos de la Federación, de radio, televisión e Internet y leyendo biografías como la del italiano Sandro Gamba. En Altísimo, hay historias, anécdotas de baloncesto "de la época comprendida entre mediados de los 70 y 1995, cuando se retiró Romay", pero también "actualidad y sentimiemtos".

Portada del libro.

Rivero y Romay fueron arropados en la presentación por el presidente de la FEB, José Luis Sáez, actual jefe de Romay, Esteban Turpial, director de Turpial, editora de la obra, y un periodista ilustre, Paco Torres, autor del epílogo del libro. El exjugador Juanma López Iturriaga, que escribió el prólogo, no pudo asistir, pero sí muchos de los que fueron sus predecesores y compañeros en el Real Madrid y la Selección, como Emiliano, Paniagua, Sevillano, Ramos, los hermanos José Luis y Toñín Llorente, Beirán, Rullán, Indio Díaz... y amigos íntimos de Romay como el exportero blanco Agustín y exjugador internadional de balonmano Cecilio Alonso, entre otros.

El título del libro parte de una anécdota que le sucedió al mítico pívot madridista en la basílica de El Pilar, en Zaragoza, cuando una señora, sorprendida por sus 2,13 metros de altura, se santiguó como si estuviera delante del Altísimo. "Le agradezco todo al baloncesto", reconoció un emocionado Romay, que bromeó sobre la seriedad de Jacobo Rivero: "Podía ser ayudante de Aíto (García Reneses)". "Gracias a todos por estar en el libro, por estar en este viaje que ha sido mi vida, a los que estuvieron, a los que están y a los que estarán a partir de ahora, a todos los que aman el baloncesto", continúo el gigante más reconocible del despertar del baloncesto español, que concluyó, como no podía ser de otra manera, con otra broma: "Brad Pitt no está disponible para hacer la película, así que no la esperéis y comprar el libro".

Comentarios

Comentarios no disponibles