Competición
  • Clasificación Eurocopa

España barre a Alemania

ESPAÑA 85 - ALEMANIA 54

España barre a Alemania

España barre a Alemania

Cabalar

EFE

La Selección mejoró con respecto al primer partido de preparación para el Eurobasket ante un débil rival. Buenas actuaciones de Llull, Sergio Rodríguez, Ricky, Rudy y Marc.

La Selección mejoró, y mucho, la imagen que dio ante Polonia en su puesta de largo. No era tampoco muy difícil. En primer lugar por las dudas que los de Orenga dejaron en el estreno en Castellón y en segundo, porque esta Alemania, sin Nowitzki ni Kaman y con Benzing recién incorporado tras una lesión, no parece aspirar a mucho en el próximo Eurobasket de Eslovenia. La Selección necesitaba un partido así, para acallar las críticas, despejar fantasmas y recuperar la sonrisa. Y lo hizo con un juego mucho más fluido, con ritmo, presumiendo de highlights con Rudy y Sergio Rodríguez como protagonistas, de los pases imposibles de Ricky Rubio, del dominio en la pintura de Marc Gasol, del paso al frente de Víctor Claver y de la muñeca caliente de Sergio Llull… 

Robin Benzing, el nuevo Nowitzki, era la principal amenaza de una selección germana que no presume de mucho más, salvo algún destello de su base, Heiko Schaffartzik, el mejor este sábado en A Coruña. Todo lo contrario que España. Hasta Calderón demostró que los vuelos transoceánicos (viajó a Dallas el miércoles para ser presentado con los Mavericks y llegó esta mañana a A Coruña) no le afectan. El base extremeño, con una presencia testimonial, salió a falta de dos minutos para el final del asalto inicial y lo primero que hizo fue afinar puntería con un triple. Con ese lanzamiento empezó el recital español; también defensivo, porque los españoles fueron capaces de dejar a Alemania en sólo cinco puntos en más de diez minutos (del 11-9 al 29-14). 

Ofensivamente, la Selección fue un ciclón. La renta llegó a los 36 puntos (79-43) con Llull rozando la perfección desde la línea de 6,75 (5 de 6 en triples) en una gran noche del tiro exterior español (11/23, un 47,8%). Ricky dejaba boquiabierto al público coruñés con pases de ensueño, como el que se resolvió con un alley-oop de manual con Claver por los aires, y los menos habituales cogían confianza (bien Aguilar y Gabriel anotó un triple). España se reconcilió con su juego y aprobó, por fin con nota, en esta preparación.