Un colosal Reyes catapulta al Madrid a las semifinales

REAL MADRID 75 - FUENLABRADA 66 | COPA

Un colosal Reyes catapulta al Madrid a las semifinales

Un colosal Reyes catapulta al Madrid a las semifinales

El Fuenlabrada hizo un partido digno, nunca se rindió y se mantuvo a la estela del Madrid hasta el último cuarto. Reyes fue el mejor con dobles figuras. El Fuenlabrada aguantó 35 minutos.

Ante todo resaltar la valentía del Fuenlabrada. El equipo de Fisac no tenía nada que perder en el cruce de cuartos ante el Real Madrid y la imagen de su equipo fue más que digna después de once años sin participar en el torneo. El gran trabajo en defensa y el acierto desde la línea de triples incomodó siempre al Real Madrid y les mantuvo vivos hasta la recta final del partido. Pero era la noche de Felipe Reyes (17 puntos, 12 rebotes y 28 de valoración). El cordobés, con dobles figuras, cuajó un partido excelso bajo el tablero, con Sergio Rodríguez de aliado, y rescató a un irregular Real Madrid para disputar las semifinales de la Copa del Rey contra el Caja Cívica, equipo al que se batió hace una semana en San Pablo.

Once años sin aparecer por la Copa son muchos años. Suficientes para que Hall y Laviña dejaran a un lado los problemas físicos y formaran parte del quinteto inicial de Fuenlabrada. Laso no fue tan osado con Tomic. Como era de esperar, los fuenlabreños iban a saltar al Palau Sant Jordi con el cuchillo entre los dientes para minar la moral del equipo blanco desde el primer cuarto. El triple inicial de Kyle Singler tuvo una réplica doble por parte Mike Hall. El equipo de Fisac adormecía las cabezas madridistas, incapaces de escudriñar la forma de romper la defensa. Laso reaccionó de forma rápida metiendo a Carroll y la cara mejoró al final del primer cuarto (15-16), aunque no sería por la actuación del norteamericano. En parte fue por los puntos de Singler, único batallador bajo el aro, y por el bajón de Hall desde el exterior (falló tres triples consecutivos).

La tónica del segundo cuarto no desentonó con el final del primero. El Real Madrid aceleró el ritmo hasta alcanzar a su rival en el marcador. Pero no consiguió marcharse por culpa de los triples de Penney. Es cierto que el equipo blanco ya encontraba más resquicios pero su juego no terminaba de cuajar en la cancha catalana. Felipe Reyes (con 8 puntos y 5 rebotes en ese momento) y Velickovic (7 puntos) remaron hasta poner al Real Madrid en cabeza pero el Fuenlabrada siguió su estela hasta el descanso (35-31) gracias a las paladas del neozelandés Penney (máximo anotador del partido al descanso con 10 puntos) y al buen papel defensivo.

El Fuenlabrada nunca bajó los brazos

El quinteto de Fuenlabrada formado por Mainoldi, Hall, Laviña, Colom y Blanco saltó revolucionado tras el descanso, demostrando que ellos también pueden imprimir una velocidad sideral a la hora de atacar. Así firmaron un parcial inicial de 4-0, pero los triples de Llull, Carroll y Mirotic echaron todo por tierra todo lo conseguido. El exitoso juego desde los 6,75 catapultaron a los de Laso hasta los ocho puntos de ventaja (48-40), la máxima del encuentro.

Fisac se tiraba de los pelos y se vio obligado a pedir tiempo muerto para cortar la hemorragia. Y lo consiguió de la misma forma que se abrió su propia herida, a base de triples. Y es que Mainoldi y Laviña exhibieron sus muñecas para hacer de nuevo la goma (55-53).

El billete a las semifinales se iba a sellar en los últimos diez minutos. Y eso tenía riesgos para el Real Madrid y daba confianza al Fuenlabrada, que llegados hasta este punto no tenía nada que perder. Entonces apareció la verdadera cara del Real Madrid. Con Llull y Sergio Rodríguez en la dirección y Felipe Reyes y Velickovic (13 puntos en quince minutos) en la zona, el equipo blanco asestó el golpe mortal a su rival (75-66) y certificó el pase a las semifinales.