El Real Madrid se deja el liderato en Badalona

Baloncesto | Liga Endesa | F. Joventut 78 - Real Madrid 75

El Real Madrid se deja el liderato en Badalona

El Real Madrid se deja el liderato en Badalona

Los de Pablo Laso sumaron 24 pérdidas de balón y fallaron 13 tiros libres. Un Joventut peleón se aprovechó. Llull fue el máximo anotador del partido con 15 puntos.

El Real Madrid perdió el liderato de la Liga Endesa tras sufrir su tercera derrota (78-75) de la temporada. Los de Pablo Laso cayeron en Badalona ante un Joventut que se mostró más decidido y que supo aprovechar la falta de tensión e intensidad del conjunto madrileño durante gran parte del partido. El conjunto blanco perdió la friolera de 24 balones y falló hasta 13 tiros libres. Los quince puntos anotados por el máximo anotador del partido, Sergio Llull, y el veintiuno de valoración obtenido por Mirotic sirvieron de poco para un equipo que acabó hincando la rodilla en los últimos segundos ante un Joventut enérgico y muy atrevido.

Joventut y Real Madrid protagonizaron un comienzo de partido parejo en el que el intercambio de canastas se rompió justo cuando el equipo de Laso logró forzar varias pérdidas de su rival en primera línea, que acabaron siendo ejecutadas de forma perfecta de cara a canasta. Los hombres de Salva Maldonado se cargaron de faltas en los primeros minutos del choque como consecuencia de los apuros sufridos en defensa ante un Madrid que comenzó a correr y que, a pesar de todo, se mostró muy blando en el juego interior y casi inédito en el exterior. A estos contratiempos, que permitieron a los locales mantenerse dentro del partido, se sumó un parcial de 10-0 logrado por el Joventut y que colocó el 18-11 en el marcador a poco menos de dos minutos para el final del primer cuarto. Los primeros diez minutos del partido se cerraron con 22-17 y con Williams como máximo anotador con ocho tantos. Llull y Mirotic, ambos con seis, lograron sostener al conjunto madrileño.

El segundo cuarto comenzó con un Real Madrid que presentó un quinteto mucho más agresivo y al que le bastó un minuto para hacer desaparecer la ventaja local y empatar el partido (22-22). Con la igualada instalada en el marcador, una técnica señalada al banquillo del Joventut sirvió a los de Laso para adquirir una ventaja que Albert Oliver convirtió en efímera por medio de un lanzamiento de tres que reactivó a su equipo. El equipo catalán se comenzó a mostrar más agresivo con un juego muy eficaz con el que se lanzó a por el partido de forma decidida. Mientras tanto, el Madrid, más calmado y lento, permitió a su rival despegarse en el marcador con numerosas faltas en ataque y un triple de Báez que obligó a Pablo Laso a solicitar tiempo muerto. Mirotic, con su segundo triple de la noche logró aliviar un poco las urgencias de los suyos, que lograron un parcial de 0-7 para recuperar de nuevo la ventaja en el electrónico (32-33). El segundo cuarto, dominado por las rachas alternas de uno y otro equipo, acabó con 39-36 y con Mirotic dominando en el apartado anotador con 10 puntos.

El segundo tiempo comenzó con un Real Madrid obligado a olvidar las 13 pérdidas de balón sufridas en los primeros veinte minutos y a aumentar su intensidad hasta, al menos, igualar la de su rival. Un triple de Jelínek y un mate de Jeter espolearon al Joventut, que empezó a creer en la victoria ante un rival que continuó con la misma actitud, sin agresividad y sin espíritu de lucha. Los de Laso, sin ritmo ninguno de partido, no dominaban ni el rebote ofensivo ni el defensivo. Jelínek, con una nueva canasta de tres puntos, terminó de complicar el choque al conjunto madrileño situando el 49-40 en el marcador en el ecuador del tercer cuarto. El Joventut, que hasta entonces se mostró intratable desde la línea de 6?75, disminuyó su porcentaje de acierto y permitió al Real Madrid llegar a los últimos diez minutos enganchado al partido (61-57) a pesar de otro parcial de 7-0. Mirotic, con doce puntos, Llull con once y Williams con diez conformaban el podio de anotadores antes del comienzo del último y decisivo cuarto.

Al igual que ocurrió en el comienzo del segundo asalto del partido, el Real Madrid usó el primer minuto del último cuarto para hacer desaparecer la ventaja local y devolver el empate al marcador (61-61). Con ocho minutos por delante y con todo igualado, Joventut y Real Madrid eran conscientes de que había partido nuevo y que sólo el que lograse compensar mejor su ataque y su defensa se convertiría en el vencedor. Un triple crucial de Jelínek y una técnica señalada a Pablo Laso, que se resolvió con cuatro puntos de Albert Oliver, colocó el 70-63 cuando faltaba poco más de cuatro minutos para el final. El encuentro entró en su recta final en un intercambio de canastas que no convenía al Real Madrid, que acabó sucumbiendo a pesar de lograr un parcial de 2-9 que le permitió empatar (72-72) a dos minutos de la conclusión e incluso colocarse con ventaja. Los de Laso perdieron 24 balones y fallaron hasta trece tiros libres. Llull fue el máximo anotador con quince puntos y Mirotic obtuvo veintiuno de valoración.

Comentarios

Comentarios no disponibles