Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A
Temas del día Más temas

El Madrid se pasea y acaricia el primer puesto de grupo

REAL MADRID 101 - PARTIZÁN 83 | EUROLIGA

El Madrid se pasea y acaricia el primer puesto de grupo

El Madrid se pasea y acaricia el primer puesto de grupo

Los de Laso serán matemáticamente primeros si el Efes pierde este jueves. Gran actuación de Mirotic, con 30 de valoración. Singler, 8 puntos y 9 de valoración.

El Real Madrid sigue imparable en la Euroliga. Los de Pablo Laso cumplieron ante el Partizán de Belgrado y se aseguran prácticamente el liderato del grupo, sin perder ni un solo partido en la Caja Mágica, pabellón que no acogerá ninguna cita europea más. Fue un partido excelso en todos los aspectos. La seriedad defensiva desesperó al equipo serbio y el ataque resultó demoledor (101-83) para un Partizán flojo y dependiente de Pekovic, de retorno a la NBA. Intentó contrarrestar el gran comienzo blanco pero acabó tirando la toalla a dos minutos del descanso.

Mirotic (20 puntos, 8 rebotes y 30 puntos de valoración), al igual que ante el Maccabi, fue el mejor de un Madrid vertiginoso y certero en la circulación. Día perfecto para ver debutar a Kyle Singler, que cuajó un buen partido (8 puntos y 9 de valoración) aunque todavía le falta acoplarse.

La mejor forma de olvidar el batacazo del derbi madrileño era defender el liderato con una victoria contra el Partizán de Belgrado, y si las cábalas sonríen, sellar mañana mismo el pase en lo más alto del grupo C. Ya no está Rudy Fernández, el presente es Kyler Singler. El alero formó parte del quinteto inicial y él mismo abrió el marcador de la Caja Mágica. Los serbios, que estaban con el agua el cuello, no permitieron que su rival se escapara en los primeros minutos. Milosavljevic y Macvan hacían frente a un Madrid pletórico en todos los frentes (a falta de tres minutos para el final del cuarto gozaban del cien por cien de acierto en tiros de dos, triples y tiros libres). Sergio Rodríguez manejaba y Mirotic y Begic ejecutaban. La ecuación era perfecta. El ataque aturdía y la defensa desesperaba. Eso se plasmó en un 27-15 en el primer cuarto y con una estadística demoledora: el Madrid solo desperdició dos tiros a canasta.

El conjunto serbio intentó remar a contracorriente pero fue desestabilizado por un viento en contra desesperante. Mirotic continuaba la fiesta que montó ante el Maccabi, aunque más comedido (17 de valoración al ecuador del segundo cuarto), y Carroll no titubeaba desde la lejanía. El Partizán vislumbró un oasis en mitad del desierto durante el ecuador del segundo cuarto gracias a la anotación de Macvan (11) y rascó hasta siete los puntos de desventaja. Pero no duró más de tres minutos. Felipe Reyes, con cuatro puntos consecutivos y su seriedad bajo el aro, batalló y reactivó de nuevo a los madridistas que se fueron al descanso con quince puntos de ventaja (52-37).

El Partizán sale derrotado tras el descanso

La desastrosa imagen de los últimos dos minutos del segundo cuarto minó por completo la moral de los serbios. El Madrid olió la sangre y abrió las mandíbulas para engullir a su presa. Hasta Tomic, descentrado en el primer cuarto, se sumó al festín con ocho puntos en los primeros tres minutos. El Real Madrid movió de forma rápida y certera el balón sin descuidar nunca la anotación y así lo reflejó el marcador al final del tercer cuarto (76-56 llegando a tener una ventaja de 25 puntos).

Esta vez le sobró un cuarto al Real Madrid. Con el Partizán en la lona, los últimos minutos sirvieron para ver por ejemplo el primer triple de Kyle Singler, voluntarioso pero descoordinado todavía en los movimientos de equipo, y la reaparición de Velickovic. Espléndido momento para volver y así lo entendieron sus compañeros dándole sus dos primeros puntos nada más saltar a la cancha y contagiarle así de la felicidad madridista. Una felicidad que puede ser absoluta si el Maccabi vence mañana al Efes en Tel Aviv.