Paliza de Spurs a Miami y los Lakers siguen ganando

RESUMEN NBA

Paliza de Spurs a Miami y los Lakers siguen ganando

En Nueva York, Los Cavaliers suman su triunfo consecutivo número 11 ante los Knicks.

Los Lakers llegaron a su sexta victoria consecutiva tras espeso combate ante los duros Bobcats del 'propietario' Michael Jordan, uno de los equipos malditos para L. A. El 92-84 para los Lakers vino con 27 puntos de Kobe Bryant, quien firmó una hoja de 10/25 en tiros y no intervino en el último cuarto, que empezó con 69-57. Pau Gasol (20 puntos con 8/14 en tiros y 10 rebotes) y Andrew Bynum (nueve puntos, 17 rebotes, seis tapones) fortificaron el juego interior de los Lakers ante los zarpazos de los Bobcats, liderados por 22 puntos de Augustin. Con Gasol y Bynum, los Lakers controlaron el rebote por lo justo (50-49) y pudieron respirar algo más en defensa, donde echaron grilletes a los tiradores largos de Charlotte: pírrico 1/10 para los Bobcats en triples. Al resentirse de la rodilla operada en el calentamiento, Matt Barnes no pudo reaparecer en los Lakers, que pierden a Devin Ebanks para tres semanas, tras una fractura por estrés. Derek Fisher se hizo daño en el codo, en un enredo con Kwame Brown, en el tercer cuarto. Abandonó el partido y (como Barnes) es duda para el inquietante Spurs-Lakers de mañana, en San Antonio.

El problema para los Lakers es que su reacción ha podido llegar un poco demasiado tarde: Spurs y Mavericks son ahora los más rápidos del Oeste y no se ve forma de dar caza a las dos superpotencias de Texas. Los Spurs, único equipo de la Liga que navega más allá de 50 victorias (51-11) se limitaron a trocear implacablemente a Miami Heat: 125-95, 94-72 al final del tercer cuarto. La paliza hunde a la defensa de Miami en el quinto puesto de la tabla NBA. Para asombro general, y cuando se le esperaba de baja al menos otra semana, reapareció Tony Parker, un correcaminos sin freno: 15 puntos y ocho asistencias. Los triples de los Spurs fueron una pesadilla para los Heat: 17/28, 60,7% en un total de tiros de 46/82 (56,1%): los Spurs tiraron mejor de tres que de dos, con Matt Boner, el mejor especialista de triples de la NBA, al frente de los francotiradores: 6/7, 18 puntos. Manu Ginóbili (20) guió a ocho 'spurs' en 10 o más puntos, con 11 (y 14 rebotes) para Tim Duncan. Con 26 puntos, LeBron quiso tirar de Miami, pero no era la noche de Wade (19 puntos, 8/18, sufriendo con Parker y Ginóbili); sobre todo, era la noche de los Spurs, una noche más.

En Dallas, octava victoria consecutiva de los Mavs, un facilón 116-108 sobre los Indiana Pacers, pese a 22 puntos del 'pacer' Danny Granger. Dallas va por la ruta de la inspiración. El equipo volvió a superar el 50% de aciertos (41/79, 51,9%), con 29 puntos de Dirk Nowitzki (10/12, sólo dos fallos) y 21 de Terry. El sábado 12, en una semana más, un Mavericks-Lakers, en Dallas, puede dejar sentenciado el segundo puesto del Oeste... o abrir esperanzas a los Lakers.

Esperanzas volvieron a tomar los Oklahoma City Thunder con su triunfo en Atlanta: 104-111. Kevin Durant jugó y decidió pese a sus problemas de tobillo: 29 puntos (4/5 en triples), ocho rebotes. Además, 28 puntos para Westbrook... y ocho puntos, con siete rebotes, para Serge Ibaka, que ya ha hecho su declaración consular de que quiere ser español. Ibaka sigue saliendo titular: los Thunder aún no pueden contar con sus fichajes 'celtics': el poste Kendrick Perkins... y el diminuto base Nate Robinson, que puede tener que estar sentado durante un mes (tobillo). Los Thunder se dispararon al 50,6% de aciertos (42/83), sin que 24 puntos de Joe Johnson o 21 de Kirk Hinrich pudieran rescatar a los Hawks. En el Oeste también se combate por los puestos bajos de playoff: Phoenix dio un paso al frente con su victoria en Milwaukee (88-102), lanzada por Pietrus y Frye (20 puntos cada uno) y 13 asistencias de Steve Nash, que aprovecha Marcin Gortat: 13 puntos, seis rebotes. El triunfo de los Suns les pone a medio partido de diferencia de los Memphis Grizzlies en el octavo puesto del Oeste. Los Grizzlies aún son octavos, pero no lo serán por mucho tiempo si repiten fracasos como el de ayer: KO ante los Hornets en Memphis, 91-98, pese a 20 puntos y 11 rebotes de Zach Randolph. Marc Gasol aportó 12 puntos (4/8) y cinco rebotes a los Grizzlies en 32:44... pero el juego estuvo en manos de los bases 'hornets': Chris Paul (23 puntos, 14 asistencias) y Jarrett Jack: 19 puntos. Ojo a los 14 puntos y 10 rebotes de Carl Landry, el discutido fichaje de los embargados Hornets. Discutido por los otros, claro.

En el Este, Boston quiso relajarse ante los Warriors... pero lo impidieron 41 puntos de Monta Ellis... y un gran David Lee: 26 puntos, 12 rebotes. Los Celtics, que ya estaban sin Glen Davis, también perdieron a Von Wafer, cedieron el rebote (28-39)... y sólo ganaban por 100-99 a 3:16 del final. Justo ahí, Pierce y Allen tomaron control, con 27 puntos cada uno, y salvaron a Boston. Un rebote ofensivo de Allen, a 12 segundos, anuló la galopada final de los Warriors: al fin, 107-103, y los Celtics (45-15) se alejan en el liderato de la Conferencia. En el segundo puesto, decididamente, los Bulls ya cierran el puño sobre Miami tras batir a los Magic en Orlando: 81-89, con 24 puntos de Rose y 16 de Deng. La paliza de los Bulls en rebotes fue redonda (50-30), pese a 20 puntos y 10 rebotes de Dwight Howard. La defensa que Tom Thibodeau ha organizado en los Bulls limitó el acierto de los tiradores largos de Orlando al 26,1% en triples (6/23). Sin rebote y sin tiro, Orlando estaba sentenciado. Mañana, en Miami, Heat-Bulls.

En Filadelfia, los Sixers rebasan el 50% de balance y se colocan en 31-30 tras el 111-100 a los Timberwolves. Mandó el equilibrio de los Sixers: seis hombres en diez o más puntos, con Iguodala (22 y 13 rebotes) y Brand (21) al frente de la caballería ligera de Doug Collins. Kevin Love selló otra proeza de 21 puntos y 23 rebotes, pero no sirve a los Wolves: 15-48. Los Sixers aprietan de lo lindo a los Knicks para el sexto puesto del Este... porque los Knicks sufrieron una vergüenza de derrota ante Cleveland, en el Garden: 115-119. Baron Davis debutó en los Cavs con 18 puntos y cinco asistencias, y lideró la sorpresa, que no pudieron evitar 41 puntos de Stoudemire ni 29 de Melo Anthony. Partidazo de Hickson (23 puntos, ocho rebotes)... y nada menos que siete Cavs en 11 o más puntos. "Derrota durísima, no diré que de vergüenza, pero sí durísima?, analizó Anthony, que tuvo que preguntar el nombre del 'cav' Samardo Samuels (15 puntos)... que le sacó una falta en ataque decisiva a Melo, a cinco segundos del final. A falta de diez minutos, los Knicks ganaban 100-88, y la multitud del Garden cantaba 'Melo, Melo'. Al final, los Cavs sumaban su victoria consecutiva número 11 sobre los Knicks... desde diciembre de 2007.

Antes de todo esto, en Londres, los Nets ganaban a los Raptors el primer partido oficial de la NBA en Europa: 116-103, ante 18.689 espectadores en el O2 Arena, que será el Greenwich Arena en los Juegos Olímpicos de 2012. 30 puntos de DeRozan y 23 de Bargnani llevaron a los Raptors a mandar tras tres cuartos (78-81), pero los Nets arrearon con Deron Williams (16 puntos, 11 asistencias), y el sufrido Kris Humphries (18 puntos, 17 rebotes). Sendos triples, los dos únicos, de Jordan Farmar, golpearon la moral de los Raptors al principio del último cuarto, que los Nets dominaron por 38-22, rumbo al 116-103 final. Para Calderón, el 'raptor' extremeño, seis puntos (2/11 en tiros) y 12 asistencias en 33:58. No es que la NBA eligiera a dos equipos estelares para su estreno europeo en el lujoso Arena de Greenwich: en 2010-11, entre Nets y Raptors suman 88 derrotas: 43-45. En fin...