Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Copa Argentina
Champions League
Young Boys Young Boys YB

-

E. Roja E. Roja ESR

-

Olympiacos Olympiacos OLY

-

FC Krasnodar FC Krasnodar KRA

-

D. Zagreb D. Zagreb DZA

-

Rosenborg Rosenborg RSG

-

Copa Libertadores
Copa Argentina
All Boys All Boys LLB

-

Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

-

El Meridiano agrava la crisis del Caja Laboral

ACB | Alicante 88 - Caja Laboral 68

El Meridiano agrava la crisis del Caja Laboral

El Meridiano agrava la crisis del Caja Laboral

El Caja Laboral dio una pésima imagen en Alicante y fue apabullado por un Meridiano que ha resucitado de la mano de Txus Vidorreta. Los de Ivanovic ya acumulan una racha de seis derrotas en los últimos nueve encuentros que ha disparado las alarmas.

El Meridiano noqueó ayer al Caja Laboral y agravó su crisis deportiva, tras cosechar seis derrotas en los últimos nueve encuentros. Y muchas de ellas ante rivales humildes. Pero lo peor es la imagen. El equipo alicantino, que hace un par de meses estaba en estado crítico, ayer le pasó por encima. No obstante, la mejoría de los alicantinos en las últimas jornadas no esconde la triste imagen ofrecida por los de Ivanovic. Hay un dato aterrador: nunca, en todo el partido, estuvo el Caja Laboral por delante en el marcador. Y en el primer cuarto ya llegó a perder por diez. No hubo réplica. Sólo Batista encontraba el camino en ataque y el Baskonia terminó con 28 puntos en toda la primera parte. Pero lo peor fue que nunca pareció que pudiera ganar.

El Meridiano llegaba mentalmente fuerte, pese a la espantada a última hora de Erdogan. Txus Vidorreta ha dotado a los lucentinos de la confianza y determinación que les hacía falta; el que salta a la pista lo hace bien. Ante el Caja Laboral ejecutaron Hasbrouck y Doellman, pero todos estuvieron sobresalientes. El técnico parece haber encauzado a Heurtel y hasta Urtasun, el jugador con menos minutos, aporta. Stojic lidera y Cazorla da un plus en defensa. Además, Andriuskevicius y Rancik dominan la pintura.

Debilidad.

La salida en tromba de los locales sorprendió a los vitorianos que fueron a remolque todo el partido y sólo en algún momento aislado pareció que podían entrar en el encuentro. Pero cuando se acercaban, el Meridiano daba otro arreón y se volvía a marchar. El Caja Laboral llegó, haciendo la goma, al último cuarto. Logró bajar la barrera de los diez puntos de desventaja pero, sencillamente, fue inferior a su rival.

El Meridiano ganó con justicia y el Caja Laboral debe tener claro, a estas alturas, que tiene un problema serio. Apalizó a los alicantinos en la inauguración liguera y ayer fue al revés. Pero lo peor de todo, sin duda, es la sensación de debilidad que dejó en Alicante.