El Valladolid deja casi lista su presencia en la Copa

ACB | FUENLABRADA 73 - VALLADOLID 77

El Valladolid deja casi lista su presencia en la Copa

El Valladolid deja casi lista su presencia en la Copa

Daniel Sastre

El triunfo del equipo de Fisac fue producto de la fidelidad que los jugadores tienen en el proyecto, que se traduce en un intenso trabajo en la pista, plasmado en una labor defensiva coral.

El Blancos de Rueda Valladolid prácticamente certificada en Fuenlabrada su participación en la próxima Copa del Rey, tras 13 temporadas desde su última aparición, después de vencer a los hoy locales y, de paso, complicar sobremanera las opciones del equipo madrileño es pos del mismo objetivo, tras un duelo más que intenso entre las dos grandes revelaciones de la actual edición de la Liga ACB.

Ambos contendientes se han venido sobreponiendo durante la temporada a circunstancias extremadamente difíciles: el club pucelano a las limitaciones económicas derivadas de la Ley Concursal en la que se haya inmerso, y el Fuenlabrada, a las bajas por lesión y obligada venta de dos de sus jugadores más importantes, el alero checo Lubos Barton y, sobre todo, el pívot uruguayo Esteban Bastista, jugador del Caja Laboral de Vitoria desde hace justo una semana.

El triunfo del equipo dirigido por Porfirio Fisac fue producto de la fidelidad que todos los jugadores tienen en el proyecto, que se traduce en un intenso trabajo en la pista, plasmado en una labor defensiva coral más que intensa y que hoy se vio favorecida por la carestía de potencial ofensivo de un Fuenlabrada en cuadro. Eso explica que, tras un inicio esperanzador de los locales, sólo frenado por el insólito acierto del ala-pívot vallisoletano Nacho Martín, que anotó 13 puntos en el primer cuarto con 7 tiros anotados de un total de 9 intentados, la escuadra pucelana transitara casi todo el partido por delante en el marcador, alcanzando en varias ocasiones los 10 puntos de renta.

El Fuenlabrada, no del todo fino en defensa y confundido en ataque, tiró de casta para acercarse en el marcador y verse alejado nuevamente, haciendo la ''goma'' de forma extenuante. La sensación, al margen de los asaltos locales, era de cierto control del partido por parte de los visitantes. Aun así, a falta de 11 segundos, y con 73 a 75 en el marcador, una posesión local cerecenada tras señalarle los árbitros una más que dudosa falta en ataque al base letón Kristaps Valters,acabó por decantar la victoria del Valladolid y su consiguiente euforia. Se da la curiosa circunstancia de que el Fuenlabrada sólo ha dejado escapar dos triunfos en su feudo desde que comenzara la pretemporada, las dos veces les ganó el Blancos de Rueda Valladolid.