Estas leyendo

Baño del Barcelona a un Real Madrid esquizofrénico

Baloncesto | ACB | Regal Barcelona 95 - Real Madrid 75

Baño del Barcelona a un Real Madrid esquizofrénico

Baño del Barcelona a un Real Madrid esquizofrénico

Los de Pascual arrollaron a los de Messina en un partido en el que los visitantes mostraron, una vez más, que son capaces de lo mejor y de lo peor. Los culés, nuevos líderes de la ACB.

El Regal Barcelona aplastó al Real Madrid en la decimotercera jornada de la ACB en un partido que dominó de principio a fin por intensidad, por planteamiento, por juego y por acierto tanto en el tiro interior como exterior. La salida en tromba de los hombres de Pascual noqueó a un rival que se marchó del partido en los cinco primeros minutos tras saltar a la cancha con una pájara inexplicable. La mejora experimentada por el conjunto blanco en los últimos partidos, y que le hizo llegar con posibilidades al Palau, no apareció en ningún momento del envite entre catalanes y madrileños. El último clásico del año y primero tras la paliza azulgrana en la Supercopa, acabó significando un paseo para los jugadores locales. Así, el Madrid, que viajó a la Ciudad Condal con el liderato bajo el brazo, se volvió a la capital sin él y dejándolo en manos de su máximo rival de la competición. Ni la baja de Mickeal, ni el estado de puesta a punto de Navarro ni el bache de Ricky Rubio sirvieron a los merengues para poner en aprietos a los culés. Los visitantes demostraron que en estos momentos no pueden competir contra el Barcelona. Alan Anderson debutó y Felipe Reyes se recuperó a tiempo de su esguince para estar en la cita.

Ricky Rubio, Navarro, Perovic, Lorbek y Grimau formaron el cinco inicial local, mientras que Prigioni, Carlos Suárez, Felipe Reyes, Fischer y Llull comenzaron el partido en los visitantes. En los primeros minutos del choque el Regal Barcelona fue un auténtico vendaval. En tan sólo tres minutos se situó ocho puntos arriba (11-3), lo que obligó a Messina a pedir el primer tiempo muerto para evitar que se escapase el partido desde el principio. La defensa azulgrana hizo mucho daño al Real Madrid, que se mostró muy incómodo en ataque y lleno de dudas. De poco sirvió el tiempo muerto solicitado por el técnico visitante. El Real Madrid se fue totalmente del partido y otorgó al Barcelona la posibilidad de conseguir una ventaja máxima de 17 puntos (22-5) que acabó convirtiéndose en un lastre imposible de levantar para los de Messina. El parcial de 7-0 conseguido por los blancos en los últimos instantes del primer cuarto alivió un poco la situación y dejó el marcador con 13 puntos de ventaja para los locales (28-15).

Tras un primer cuarto de ensueño para el Barcelona, el segundo asalto comenzó también de manera desastrosa para el Real Madrid, que vio como su rival aumentaba su ventaja tras una falta antideportiva señala a Sergio Rodríguez. Los hombres de Messina aguantaban el tipo ante el recital de su rival, aunque no dieron en ningún momento la impresión de poder remontar la ventaja cosechada por el Barcelona. Los locales se fijaron como principal objetivo no permitir que su rival se colocara a menos de diez puntos en el electrónico. Mientras que los de Pascual se mostraban agresivos tanto en defensa como en ataque, los jugadores madridistas hacían todo lo contrario. El buen hacer local y su acierto en el tiro desbordaron a un Real Madrid que se vio superado en todo momento. Al igual que ocurrió en los instantes finales de los primeros diez minutos, los merengues se apuntaron un parcial favorable de 5-0 que ayudó, aunque poco, a tapar la hemorragia de juego y puntos por parte del Regal Barcelona. El primer tiempo terminó con un tiempo muerto solicitado por Messina y con los locales quince puntos arriba en el marcador (49-34). Lorbek y Lakovic fueron los máximos anotadores del primer acto con diez puntos cada uno. Fran Vázquez y Lorbek, los más activos bajo el aro con cuatro rebotes cada uno.

Tras el intermedio, todo siguió igual, favorable para los intereses del Barcelona y desfavorable para los del Real Madrid. Los locales se colocaron con 22 puntos de ventaja (57-35) a los dos minutos del tercer cuarto. Esto desesperó a Messina, que solicitó tiempo muerto para frenar la sangría pero que no modificó lo más mínimo el planteamiento del partido. En el tercer cuarto también tuvo lugar la jugada desafortunada del partido. Un choque fortuito entre Juan Carlos Navarro y Ricky Rubio acabó con el escolta azulgrana en los vestuarios con una fuerte contusión en la nariz. Los de Messina continuaron con las dinámicas y las pautas mal marcadas, lo que hizo imposible cualquier atisbo de recuperación del equipo madrileño. El tercer cuarto acabó con 19 puntos de ventaja para los locales (74-55). Con esto, bien se habrían podido ahorrar ambos equipos disputar los diez últimos minutos del choque.

Todos los presentes en la pista, en los banquillos y en las gradas del Palau eran conscientes de que el envite estaba resuelto al comienzo del último cuarto. Sorprendente es la palabra que describe a la perfección lo abultado de la derrota madridista en el Palau cuando se esperaba uno de los clásicos más disputados de los últimos años debido a la mejora que mostraron los blancos en los últimos meses. En los minutos finales no existieron planteamientos defensivos ni ofensivos por parte de ninguno de los dos equipos. La cancha se convirtió en un correcalles en el que se vio un intercambio de canastas rápidas con la intención de aumentar la ventaja por parte de unos y reducir la desventaja por parte de otros. El resultado final fue 95-75, veinte puntos de ventaja para el Barcelona que pudieron ser más y que refleja la superioridad actual sobre el Real Madrid. Lakovic fue el máximo anotador con diecisiete puntos y Fran Vázquez el máximo reboteador con siete capturas.

Comentarios

Comentarios no disponibles

También te puede interesar