Temas del día

Brilló Sonseca

Euroliga | Ural 104-Real Madrid 113

Brilló Sonseca

Brilló Sonseca

El Real Madrid se impuso al Ural Great ruso en una gran exhibición del canterano: 28 puntos, 7 mates y 4 tapones. Angulo añadió otros 30 tantos.

A partir de ahora habrá que decir sonsecas (y no tiene nada que ver con Morientes) en lugar de pavones. El canterano aventajado del Real Madrid justificó la decisión de Scariolo de reservar a las figuras y apostar por los júniors. Órdago a grande con quejas de terceros, por eso de entregarse antes de tiempo y perjudicar a la competición. No a lugar: 104-113 en la cancha del Ural Great, con 28 puntos y 4 tapones del canterano mayor. Colosal. Ahora no nos queda claro quiénes son los buenos. "Hernández-Sonseca, selección", me atrevo a pedir a Imbroda.

Bromas al margen, su progresión y su proyección es impresionante. Para jugar con España tendrá que esperar, aunque Scariolo debe reservarle un hueco preferencial en los planes de la próxima temporada. La apuesta inicial, siempre complicada, está hecha. Ahora queda la confirmación de su potencial, quizá aún más dificil. Paciencia. El Madrid, su afición y el propio jugador tienen motivos para soñar. Pasado mañana —o un poquito después— volverán Tabak, Tarlac y Struelens. Veremos qué pasa.

De momento, Scariolo puede sacar pecho al estilo Schwarzenegger. La primera prueba de su estrategia de supervivencia rindió dividendos. Sin embargo, el sueño de la Final Four es pura utopía. El Kinder no perderá tres partidos.

En Perm, en plenos Urales (al final llegaron a tiempo las zapatillas y las camisetas perdidas), los dos equipos se sabían descartados. Jugaron sin presión y sin defensa, sobre todo el Ural. Festival ofensivo, con récord de puntos (217) y de tiros libres (34 de 34). Ningún choque de la Euroliga había registrado un marcador tan alto esta campaña. En los rusos destacó el superclase Avleev. Lo de Sergei Belov es harina de otro costal. Difícil alcanzar como entrenador lo que fue como jugador. Su leyenda no aumentará. Y seguro, también, que sus jugadores se saltaron la lección de la defensa. El Madrid, por el contrario, anduvo más listo y aplicado atrás. Con zonas ajustadas trató de paliar sus limitaciones en el rebote. Los cuatro pívots titulares y Herreros estaban en Madrid. Cuatro bajitos y Edu Hernández se pegaron como jabatos. Lampe, el otro canterano, ayudó en lo que pudo. No debutó Samuel Nadeau. En su puesto Alberto Angulo y Vukcevic lo bordaron con 51 puntos. El resto, el equipo, a gran nivel.