NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

¿De dónde viene la expresión ‘hacerse el sueco’, origen y significado?

Este dicho, que se refiere a quien no se entera o no le interesa comprender algo, tiene una curiosa historia a sus espaldas.

Actualizado a
'Hacerse el sueco' es una de las expresiones más conocidas de nuestro lenguaje.
PIXABAY

España es un referente en cuanto a dichos y frases hechas. Nuestro país cuenta con una gran variedad de sentencias que hacen referencia a todo tipo de hechos de la vida cotidiana. Uno de los más destacados tiene que ver cuando alguien no se entera o solo comprende lo que le interesa. Sobre esta situación, hay un refrán que se conoce como ‘hacerse el sueco’.

Seguro que, en muchas ocasiones, has escuchado este dicho, e incluso, lo has utilizado. Sin embargo, muy pocos conocen la historia que se esconde detrás de esta frase, una de las más conocidas en España.

¿De dónde viene la expresión ‘hacerse el sueco’, origen y significado?

Esta frase hecha cuenta con varias versiones sobre su nacimiento. Una de las más destacadas tiene que ver con el teatro romano. Antiguamente, los cómicos que iban a actuar para entretener al pueblo se calzaban con una especie de pantuflas, las cuales eran conocidas con el nombre de ‘soccus’, tal y como afirma José María Iribarren en su obra ‘El porqué de los dichos’.

De este concepto provienen muchos otros vocablos, como es el caso de ‘zueco’ (un tipo de zapato de madera), ‘zocato’ o ‘zoquete’ (un tarugo, cuyo material es la madera, y que es largo y grueso). Sobre este último elemento, hay que tener cuidado, porque también se utiliza de forma frecuente para insultar al interlocutor con el que se está hablando.

De hecho, de la expresión ‘zoquete’, que según la Real Academia de la Lengua Española (RAE) significa persona tarda en comprender”, se podría deducir el nacimiento de esta expresión, una de las más conocidas en la actualidad en nuestro país.

Por otra parte, hay expertos en la lengua que consideran que el origen de esta expresión es bien diferente. Según su versión, ‘hacerse el sueco’ puede proceder de la llegada de los marineros de dicho país a España. Estos, de acuerdo con su punto de vista, se aprovechaban de su ignorancia de la lengua para captar lo que les interesaba.

Etimología de la expresión ‘hacerse el sueco’

Además, hay que fijarse en la definición que aporta la Real Academia de la Lengua Española (RAE). Según este organismo, ‘hacerse el sueco’ es “desentenderse de algo, fingir que no se entiende”.

Este concepto tendría relación con un dicho muy parecido, conocido como ‘hacer oídos de mercader’, y que tiene un significado muy similar.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?