JAPÓN

Impactantes imágenes de un terremoto de 7 grados que ha sacudido Japón

Un fuerte terremoto en Japón ha golpeado la costa de Fukushima. Aunque no ha dejado grandes daños las imágenes del momento son impactantes.

AStv / Daniel Pérez G.

Un terremoto de 7,3 grados en la escala de Richter ha afectado a la costa de Fukushima y se ha advertido con fuerza en Tokio, la capital de Japón. El seísmo se ha producido a las 23:08 hora local (14:08 GMT) y, según la Agencia Meteorológica de Japón (JMA), ha tenido su epicentro a 60 kilómetros de profundidad frente a la costa de la ciudad japonesa.

El primer ministro de Japón, Yoshihide Suga, ha comunicado que no se ha producido un número elevado de víctimas y ha descartado la posibilidad de que se produzca un tsunami, puesto que “no ha saltado la alerta ni se han detectado anomalías en las plantas nucleares”.

La intensidad del terremoto ha llegado al nivel 6 en la escala japonesa, que alcanza un máximo de 7 puntos. Esta graduación, que valora más la afectación en la superficie que la fuerza del seísmo, ha sido concedida en las ciudades costeras del noreste del país. Por su parte, Tokio y otras ciudades japonesas donde se ha advertido también el temblor, han alcanzado el nivel 4.

Una réplica del terremoto de 2011

La JMA ha calificado este terremoto como “una posible réplica” del terremoto del 11 de marzo de 2011, tal y como ha confirmado la experta sismóloga, Noriko Kamaya. Ese seísmo, que se produjo en una zona cercana al de hoy, alcanzó una intensidad de 9,1 en la escala de Richter y produjo un tsunami y el famoso desastre de la central nuclear de Fukushima.

Sin embargo, y a pesar de que Kamaya no ha descartado posibles réplicas, la empresa encargada del funcionamiento de la central, Tokyo Electric Power, ha asegurado que no se han detectado niveles superiores de radioactividad en las centrales de la zona.

Consecuencias del terremoto

A pesar de que, tal y como ha declarado Suga, no haya “un número elevado de víctimas”, sí se han producido considerables daños materiales en las ciudades de Fukushima y Miyagi. Más de 30 personas han resultado heridas por desprendimientos e incendios, aunque también se han destrozado paredes, escaparates y tejados.

850.000 viviendas continuaban sin suministro eléctrico en todo el país unas dos horas después del seísmo, por lo que también se han visto afectadas las principales vías de comunicación del país, como carreteras o la red ferroviaria.