ACTUALIDAD

La grabación del apuñalamiento al hombre asesinado en Usera

Las imágenes fueron captadas a través de un teléfono móvil. El fallecido era de origen cubano. La policía ya ha detenido a cinco personas.

El Grupo V de Homicidios de la Policía Nacional ha detenido a otras cuatro personas por el asesinato el sábado por la noche de un hombre de 32 años y nacionalidad cubana en el madrileño distrito de Usera, ha informado la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

Se trata de cuatro ciudadanos de origen boliviano con edades comprendidas entre 22 y 40 años. Se suma a la detención esa misma noche de un hombre de 38 años y de nacionalidad boliviana. La Policía encontró en el lugar dos armas blancas debajo de un coche.

La investigación descarta que el homicidio de Johandres R.B. responda a una reyerta entre bandas latinas y lo atribuye a una pelea desarrollada minutos antes en el cercano bar La Choza entre varios individuos en estado de embriaguez.

Allí la víctima se habría insinuado a una chica, un comportamiento que a ella no le gustó y avisó a sus amigos. Estos le amenazaron y el cubano se fue a su casa a por un cuchillo. Al regresar con el arma, fue rodeado por varios personas, que le apuñalaron en varias ocasiones y, ya en el suelo desangrándose, le patearon por todo el cuerpo, han indicado a Europa Press fuentes policiales.

Los agentes encontraron al varón en la calle Mariano Vela poco antes de las 23.30 horas del viernes sin que existiera posibilidad de reanimación por parte de los sanitarios de Samur-Protección Civil, según confirmaron a Europa Press fuentes de Emergencias Madrid. Tenía heridas en el cuello y tórax.

Algunos presentes en la calle grabaron con su móvil la secuencia del crimen, que luego colgaron en redes sociales. En un vídeo, se ve a la víctima corriendo con un gran cuchillo en la mano hasta que es interceptado segundos después por un grupo de unas cuatro o cinco personas, quienes le golpean, patean y apuñalan, cayendo el hombre desplomado al suelo, mientras al fondo se ven las sirenas de la Policía.

Otros vecinos del barrio han denunciado ante los agentes y los periodistas que en ese bar, que no cumple los horarios establecidos por las actuales normativas antiCovid, se producen peleas, incidentes y ruidos todos los fines de semana.