astv

MÁS MOTOR

La NASCAR no gana para sustos: fuego y una vértebra fracturada

Peligroso accidente en la 14ª carrera de la NASCAR disputada en Kansas en la que Aric Almirola se llevó la peor parte.

En la NASCAR no ganan para sustos. Si en la carrera anterior de Talladega vimos un accidente múltiple con hasta 18 coches involucrados, en la de este fin de semana en Kansas tenemos un grave incidente más del que hablar, con menos protagonistas, pero con peores consecuencias. Era la vuelta 200 de las 267 que formaban la prueba cuando a Joey Logano se le rompía un freno delantero y se llevaba por delante a Danica Patrick acabando ambos en el muro entre grandes llamaradas, pero la peor parte se la llevaría un tercero: Aric Almirola.

El Ford 43 de Almirola llegaba por detrás y no pudo esquivar al 22 de Logano, al que embistió con tal fuerza que las dos ruedas traseras quedaron en el aire. A pesar de que su coche no fue el que salió peor parado, el resultado fue una fractura por compresión en la vértebra T5. Las asistencias médicas no tardaron en acudir a su rescate y llevársele en ambulancia, para lo que tuvieron que abrir la parte frontal de su Ford. La carrera estuvo parada 30 minutos y luego Martin Truex Jr. ganó, pero lo importante es que Almirola se recupere cuanto antes.

0 Comentarios

Normas Mostrar