ECLIPSE ANULAR

Qué es un eclipse solar, por qué se lo llama anillo de fuego y cada cuánto ocurre

Este domingo 21 de junio tendrá lugar en el firmamento uno de los espectáculos astronómicos más bellos e inusuales de la década.

Qué es un eclipse solar, por qué se lo llama anillo de fuego y cada cuánto ocurre

El mes de junio está resultando muy estimulante para los apasionados de los fenómenos celestes. Hace solo unas semanas se pudo disfrutar de la conocida como 'luna de fresa', un eclipse penumbral de luna, y este próximo domingo 21 de junio se presenta la oportunidad de seguir otro espectáculo astronómico de nombre igualmente poético: el llamado 'anillo de fuego', un eclipse solar anular. Y si bien no será directamente visible desde España, merece la pena sin duda alguna contemplarlo a través de alguna de las retransmisiones que se harán en Internet.

Qué es un eclipse solar

Los eclipses solares son aquellos que se producen cuando el Sol, la Luna y la Tierra quedan alineados, provocando que desde nuestro planeta podamos apreciar cómo el satélite se mueve directamente sobre el disco solar y lo oculta, total o parcialmente. Se trata de un fenómeno que coincide con la luna nueva y dependiendo de cuánta cantidad de estrella cubra, recibe un nombre u otro (total, parcial o anular).

En el caso de los eclipses solares anulares, la Luna se encuentra en el punto más alejado que puede estar de la Tierra y se interpone entre el satélite y el Sol, pero sin bloquear por completo la superficie de este. Por tanto, su tamaño, visto desde la Tierra, es menor que el de la estrella, lo que implica que los rebordes de luz solar quedan todavía visibles antes nuestros ojos.

Por qué se conoce como 'anillo de fuego'

La denominación popular de los eclipses anulares está relacionada precisamente con esta 'incapacidad' de la luna para cubrir totalmente la circunferencia que forma el disco solar, permitiendo que se pueda contemplar un pequeño anillo luminoso en torno al satélite. Si bien hay que tener en cuenta que, al contrario de lo que sucede con los eclipses totales, el fenómeno del 'anillo de fuego' tiene una duración de apenas unos minutos o segundos (el del domingo, concretamente, durará 38 segundos).

Cada cuánto tiempo suceden los eclipses anulares

Los eclipses solares se producen aproximadamente dos semanas antes o después de que tenga lugar un eclipse lunar. El promedio de eclipses de este tipo es de dos al año, y el número máximo al que ha llegado, en 1935, fue de cinco. En el caso de los eclipses solares anulares, su frecuencia es todavía menor: pueden suceder cada uno, dos o tres años.  Además, no son visibles desde todos los países. En España, el último que pudimos disfrutar en directo fue en 2005.