MAÑANA ES EL GRAN DÍA

El último y espectacular posado de Pilar Rubio 48 horas antes de su boda

La presentadora ha sido retratada en bañador en la Warner, donde también ha atendido a los medios sin revelar ninguna de las "sorpresas" del enlace.

El último y espectacular posado de Pilar Rubio 48 horas antes de su boda
Pablo Cuadra Getty Images

El tic tac del reloj ya suena con fuerza contabilizando el poco tiempo que queda para que comience la boda del año en nuestro país: Sergio Ramos y Pilar Rubio se casan mañana en la Catedral de Sevilla tras semanas de enorme expectación mediática. Y es que el enlace y la ceremonia posterior han copado crecientemente los titulares y portadas de la prensa a medida que se iban conociendo los detalles que rodean el esperadísimo momento.

Pero entre los nervios y el final de los preparativos, Pilar Rubio todavía ha encontrado tiempo en su ajetreada agenda para cumplir con sus compromisos profesionales, como demostró ayer durante la inauguración del parque temático Warner Beach, del que la presentadora es madrina e imagen de cara a la temporada estival.

Rubio llegó al parque para protagonizar varias sesiones de posados promocionales ante las cámaras de los fotógrafos. La colaboradora de 'El Hormiguero' se metió primero en una piscina de olas luciendo un impresionante trikini negro de Selmark y llevando un salvavidas a modo de vigilante de la playa. Después se dejó capturar también a una distancia más corta en una de las zonas de los toboganes del parque temático. La presentadora hizo en todo momento gala de su estupenda forma física y de una espléndida sonrisa que traduce su ilusión en esta última recta final antes de su paso por el altar.

Como era de esperar, Rubio se vio incesantemente cuestionada acerca de la boda por los reporteros presentes en el parque, que trataron de que la novia desvelara alguna información exclusiva sobre los muchos aspectos de la puesta escénica de la ceremonia y la fiesta que tanto interés están despertando en los medios y el público. La presentadora contestó a todas las preguntas con mucha educación, pero eso sí, no soltó prenda sobre las distintas "sorpresas" que esperan a sus invitados mañana.

Sorpresas, música, y los nervios de sus hijos pequeños

Lo que sí confirmó la novia fue lo "feliz" que se encuentra y las muchas ganas que tiene de que llegue el gran día tanto para poder celebrar con los suyos un paso vital tan importante, como para poder compartir todo los que ha preparado tras muchos meses de trabajo y organización. Interrogada por las distinta reglas y restricciones que han sido enviados a los asistentes a la cita, Rubio también manifestó que "todo tiene un por qué" y que "son sorpresas que van a pasar".

La presentadora también contó que aún no tiene decidido el peinado que lucirá mañana, y en cuanto al esperadísimo vestido de boda, no ha querido revelar ningún detalle. Tampoco está claro si va a llevar más de un estilismo a lo largo de la jornada, pues ella misma ha expuesto que "depende del estado de ánimo".

Sobre lo que sí ha hablado Rubio con mucha ternura es sobre la excitación de los hijos de la pareja, de los cuales, Sergio Jr y Marcos tendrán además un papel fundamental durante la ceremonia, pues serán los encargados de llevar los anillos y las arras. La presentadora ha contado que los niños están "muy emocionados y pidiendo instrucciones continuamente". Además, el pequeño Sergio está practicando ya su labor, pues "quiere hacerlo a su forma" según ha desvelado Rubio.

Por último, la presentadora también ha arrojado algo de luz sobre las actuaciones musicales que amenizarán la fiesta posterior a la boda en la finca 'La Alegría SR4'. Se sabe que Niña Pastori actuará en la iglesia, y que el legendario grupo AC/DC supondrá el plato fuerte de la velada, con un pequeño concierto que se prevé que empiece a las 4 de la madrugada. Pero según ha dejado entender Rubio, todavía habrá más, "muchas actuaciones, tanto de flamenco como de rock", dos géneros acorde a los distintos gustos musicales de la pareja.