WTA 1.000 INDIAN WELLS

Paula Badosa también sigue a Conchita Martínez hasta la final

La catalana ganó a Jabeur y se clasificó para el partido por el título de Indian Wells, como hizo la aragonesa por última vez en 1996. Se enfrentará el domingo a Azarenka.

0

Fantástica. No hay palabra que defina mejor a Paula Badosa y su semana en Indian Wells. Debutaba en el cuadro principal del llamado quinto Grand Slam y el domingo (22:00, Teledeporte) jugará la final después de vencer por hambre de gloria y coraje a Ons Jabeur (doble 6-3 en 1h21). Lo hará contra la dos veces campeona del torneo y ex número uno del mundo, la bielorrusa Victoria Azarenka, que pudo con la letona Jelena Ostapenko en duelo durísimo (3-6, 6-3 y 7-5 en 2h20).

“No sé si estoy soñando”, dijo Badosa, que se convirtió el jueves en la primera española en alcanzar las semifinales en el desierto de California desde Conchita Martínez en 2003 y sigue también hasta el partido por el título a la aragonesa, quien jugó las finales de 1992 y 1996. Perdió contra dos líderes del ranking, Monica Seles y Steffi Graf. Ahora Paula tendrá la oportunidad de inaugurar el palmarés femenino de la Armada en un evento de mucho prestigio, un WTA 1.000 en pista dura.

Lo que ya ha conseguido es entrar por primera vez en el top-20 mundial. De momento es 17ª y si levanta el trofeo en un par de días rozará el top-10 como 11ª. Así, además, se metería de lleno en la pelea por el Masters que se disputará en Guadalajara (México) del 10 al 17 de noviembre. Es décima en la carrera y se colocaría octava por delante, precisamente, de Jabeur, la tunecina que a sus 27 años pasa por el mejor momento de su carrera, que le ha llevado al octavo puesto de la clasificación, el más alto alcanzado por una tenista árabe, hombre o mujer, en toda la historia.

Esfuerzo y recompensa

“Tengo una sensación increíble, el año pasado era la 90 del mundo y ahora estoy aquí. Creo que es porque he trabajado mucho y he superado la ansiedad y la depresión cuando era una adolescente”, explicó Badosa, que tuvo un bonito detalle con los aficionados españoles: “Quiero dar las gracias a la gente de España que se ha levantado súper temprano para ver el partido. Os quiero mucho y os siento muy cerca”. La tenista nacida en Nueva York hace 23 años supo manejar los nervios, que fueron muchos, después de iniciar el partido como un torbellino (2-0 tres puntos para el 3-0), ver cómo Jabeur le comía terreno a base de dejadas y sacar la casta para evitar la remontada de una rival incómoda, del estilo de Ashleigh Barty, y con un espíritu de lucha y superación difícil de encarar.

Ante la mirada simpática de la actriz sudafricana Charlize Theron, que se lo pasó pipa en la grada, Paula impuso poco a poco el estilo de juego agresivo y potente que la ha catapultado en unos meses hasta la cima y, sin practicar su mejor tenis (aunque regaló una contradejada excelsa), logró desesperar a su buena amiga Ons hasta llevarse un triunfo que la mete de lleno entre las mejores del circuito.

Resultados, cuadro y calendario.