OPEN DE AUSTRALIA

Nadal y la aficionada: "Había bebido mucha ginebra o tequila"

El balear se tomó con humor las faltas de respeto de una aficionada, que hasta le lanzó una peineta desde la grada. Valoró positivamente su revés ante Mmoh.

0

Rafa Nadal avanza con paso firme en el Open de Australia. Por 15ª ocasión en su carrera, el balear estará en la tercera ronda del Grand Slam oceánico, donde este jueves batió sin excesivas complicaciones a Michael Mmoh en tres sets. Al término de su triunfo, el español analizó sus sensaciones a pie de pista de la Rod Laver Arena y las amplió en una rueda de prensa en la que habló sobre su maltrecha espalda. 

Análisis: "Siempre trato de dar lo mejor, a veces se puede, a veces no. Grandes noticias por todo. Le deseo a Michael todo lo mejor por el resto de la temporada. Me siento preparado".

Conocer al rival: "Vi varios vídeos en YouTube para saber algo más de él. Cada día puede pasar cualquier cosa, ganar o perder sin importar contra quien juegues".

El revés: "Creo que he mejorado el revés durante toda mi carrera. El revés es un golpe importante para mi, cuando lo juego bien la pista se abre. Cuando me funciona, normalmente puedo jugar mucho mejor. Trato de jugar como lo siento en cada partido y cada momento, estoy cómodo con mi revés, y el cortado es importante, pero esta noche no he creído que fuera tan necesario”.

¿Qué le pasaba a la aficionada?: "Honestamente, no quiero saberlo (risas). Había tomado mucha ginebra o tequila. Fue una situación extraña y divertida a la vez. Para mí fue gracioso, honestamente, que me sacara el dedo no sé por qué razón, probablemente estaba borracha o algo así, no sé. No la entendí y no me preocupó, soy un profesional y acepto las cosas que ocurren. En ese momento, la señora ha hecho lo que su estado le permitía, le han echado porque se lo ha ganado. Me desconcentró en tres servicios y se vio perjudicado mi rival porque me dieron un primer servicio. Actuó incorrectamente, pero para mí no supuso ningún problema más allá".

Físico: "No está todo bajo control, hice las cosas que pude, aunque mi movimiento de saque sigue siendo diferente. Trato de encontrar soluciones, aunque la preparación no fue la ideal. Ahora tengo un par de días más para tratar de encontrar soluciones para mi espalda. Sigo vivo y espero ser competitivo el sábado contra Norrie".

El saque: "Sigo con un gesto menos agresivo en el saque, más cortado y con velocidades menores de lo habitual. He podido ir tirando con un gesto relajado porque el partido no me ha exigido más, pero eso no será suficiente para mi objetivo real. La evolución no es satisfactoria. Vamos buscando soluciones a ver si con alguna de ellas hay un clic y las sensaciones cambian. Si sigo vivo en el torneo hay opciones de que esto se arregle. Lo que no puedo es permitirme distracciones que alarguen los partidos y eso lo he conseguido. Necesito estar mejor a nivel de sensaciones contra Norrie. Mañana buscaremos una nueva solución a ver si funciona". 

Tratamiento decisivo: “Desgraciadamente, no está Ángel (Ruiz Cotorro), que me hubiera ayudado de forma decisiva, pero aquí hay unos médicos que están en contacto permanente con él y no estamos esperando un milagro, hay opciones de que se arregle y mañana es un día clave, porque mañana vamos a probar unos tratamientos que de no funcionar harán que ya esté en una situación límite”

Aceptación: "Cuando pasan estas cosas, sólo puedes aceptarlas y continuar, mi filosofía es seguir luchando hasta que no sea posible hacer mi trabajo más. En este torneo es igual, es hora de intentar encontrar soluciones y de momento, las que hemos encontrado no funcionan lo suficiente".