ROLAND GARROS

"Jugué un partido inteligente"

Rafa Nadal analizó su duelo con Schwartzman y aseguró estar "muy feliz" por jugar su decimotercera final en París.

Rafa Nadal conversó con Álex Corretja tras derrotar a Schwartzman y meterse en su decimotercera final de Roland Garros. Así analizó su duelo con el argentino: "Cuando vienes de perder un partido lo que haces es analizar las cosas que hiciste mal y también las cosas que funcionaron. Hoy hemos salido a la pista con una idea más o menos clara de cómo jugar y ha funcionado. Sabíamos que el partido sería difícil, es un gran jugador en un estado de forma excepcional y venía de ganar a Thiem".

Victoria en tres sets, que deja satisfecho al balear: "Estoy muy feliz, he jugado un partido inteligente con la única pega quizás de no haberme ido definitivamente en el marcador del tercer set que después casi me cuesta el set. He buscado soluciones y he terminado jugando agresivo y muy bien el tie break que era lo que nececitaba. En ese tercer set me ha faltado un poco más cambiar a jugar con el drive paralelo y revés cruzado, pero no solo a verlas venir sino siendo agresivo, atacar y sacar a Diego de la pista. En el tie break lo he conseguido y ahí ha estado la diferencia un poco. Estar en la final de nuevo es muy importante. Es mi segundo torneo después de estar seis meses sin competir y tras lo que estamos pasando".

Por último, Nadal reiteró que las condiciones no son las que más le gustan, pero dejó claro de nuevo que él se adapta con todas sus armas para seguir luchando y ganando: "Lo dije el primer día. A mí me gustan unas condiciones con un bote más vivo de la pelota para que mis golpes dañen más al rival y no puedan atacarme tanto, pero como ya dije yo voy a poner todo de mi parte, no me voy a quejar y no va a haber ni un día de mala aptitud para darme oportunidades de éxito. Me queda un pasito más y ya estar en la final es un resultado muy positivo, aunwque después de tantos éxitos si no ganas parece que no lo es tanto".

En rueda de prensa, Nadal extendió sus impresiones y dejó una interesante reflexión sobre la importancia relativa que tiene el deporte en mitad de una situación tan complicada como la que suscita la pandemia del coronavirus.

Diferencias entre Roma y hoy: “Creo que el escenario es diferente, lo primero, estaba más preparado que en aquella ocasión; la experiencia de Roma me ayudó a analizar qué cosas no funcionaron. Salí con un plan, con la determinación correcta, y tácticamente salió todo bien, salvo en algún momento del partido. Jugué sólido y bien, quizá tendría que haber sido más agresivo para cerrar el partido en el tercer set”.

Velocidad y bote: “Este año no es mi alta ni una cosa ni otra. Esta vez las condiciones no fueron malas, con 17 grados, sin viento, aunque con sombras molestas por el sol. No eran malas condiciones para jugar al tenis, comparado con las del otro día contra Sinner, que eran peligrosas para el cuerpo”.

Confianza en el drive: “Es importante pasar por todo el proceso y sufrir, sin hacer no se puede llegar a la final de un Grand Slam. Jugué buenos drives en algunos momentos. Y al mismo tiempo. Este año no he jugado muchos partidos y me está yendo bien con el drive, lo que me está dando confianza y sensaciones positivas”.

Rivales: “No sé lo que pasará, no puedo predecir el futuro, pero no creo que el hecho de que me hayan ganado afecte. Son diferentes situaciones. Para ganar a Djokovic tengo que dar el máximo, igual que contra Tsitsipas. Tengo que trabajar para que eso suceda”.

Schwartzman: “Con su estatura necesita hacerlo todo bien. Tiene una grandísima lectura del juego y un manejo del tiempo y la pelota tremendo. Está a un nivel altísimo y lo demuestra. Me ganó a mí en Roma y a Thiem aquí. El ranking no engaña. Cuando uno está en esa posición, es porque se lo merece. Es una persona muy querida en el circuito y de esas que me alegro de que le vaya bien”.

100 partidos en Roland Garros: “La semifinal con Djokovic en 2013 tuvo un valor importante para mí, como la final contra él en 2012, porque había perdido tres de Grand Slam consecutivas contra él. Las victorias tras momentos complicados son las que a uno le llenan más”.

Cómo llega a la final: “No he pedido ningún set, aunque ha habido otros Roland Garros en los que me sentí más seguro y con una sensación de juego mejor. Las condiciones no son perfectas para mi golpeo y mi estilo de juego, por eso interiormente estar donde estoy tiene un valor añadido importante. He buscado soluciones para ser competitivo. Ha sido mi mejor partido del torneo, pero el de la final debe ser el mejor. Es un sueño poder volver a estar en una final de Roland Garros y más en una año tan complicado”.

Final especial: “No, aunque entiendo todas estas cosas de los récords, pero vivo mi propia realidad. Lo demás, cuando se termine y se consiga o no, ya se hablará. Estoy jugando el torneo más importante del año. Es lo que me motivo, lo demás pasa a un segundo plano. Mi objetivo es ganar Roland Garros, no superar a Borg o llegar a los 10 títulos, aunque también sea una motivación. Mi motivación es Roland Garros”.

Ambiente: “Es más triste de lo habitual, pero hay que dar gracias a Roland Garros y a la ATP y a todos los que trabajan para que nuestro deporte siga adelante en una año en el que no tiene importancia al lado del sufrimiento de la gente. Cualquier evento, Roland Garros, el US Open, la NBA, pasan a un segundo plano. Estamos en una batalla por la salud, por recuperar la economía de la gente que lo está pasando mal y queda feo hablar de un torneo. Nuestra obligación es hacer posible que mucha gente se distraiga con lo el mejor espectáculo posible”.