OPEN AUSTRALIA

¿Y la varita, Rafa? El sublime engaño de Nadal que no vio venir nadie en la pista

Pablo Carreño fue el primero en quedarse desconcertado viendo esta subida a la red en la que el balear amagó a un lado y la mandó al otro.